This page contains a Flash digital edition of a book.
En caso de un siniestro es importante contar con un puente de acceso y desembarque adecuado


señado bajo la rigurosidad de un código moderno de seguridad humana. Yo, como viajero frecuente, al bajar


del avión me doy cuenta cuando entro al puente de desembarque, si el aero- puerto ha sido diseñado con asistencia de un especialista en seguridad contra incendios. Este puente debe ofrecer una vía de evacuación adecuada du- rante 5 minutos en condiciones equi- valentes a un incendio (tipo piscina) libre de gasolina de avión por debajo del puente1


plir los puentes de acceso y desembar- que de las aeronaves, el tipo de cons- trucción, el sistema de evacuación, así como los requerimientos de seguridad eléctrica y protección contra incendios de la terminal. El aeropuerto es un sitio “seguro”, en


. La desactivación de las


puertas de emergencia del avión es un procedimiento normalizado que se realiza una vez que el avión llega a la terminal, por lo que en caso de in- cendio en el exterior (o interior) de la aeronave, la única vía de evacuación es a través de la puerta delantera co- nectada al puente y hacia la terminal. ¿Cuántas veces recordarán ustedes un puente de desembarque con paredes de cristal que obviamente no ofrecen los 5 minutos de resistencia al fuego? De ahí en adelante las cosas tienden a empeorar: falta de rociadores automá- ticos, mala señalización de evacuación y elementos estructurales metálicos sin la adecuada resistencia al fuego.


LA TERMINAL NFPA 415, “Norma sobre Edificios Ter- minales Aeroportuarios, Drenaje de las Rampas de Abastecimiento de Combus- tible y Puentes de Abordaje” es el do- cumento que deberían seguir todas las terminales. En esta norma se encuentra, además de los criterios que deben cum-


cuanto a que el acceso y desalojo se lleva a través de rigurosas formalidades que no deben comprometer la seguridad de los pasajeros ni de las aeronaves. Este espacio es, a excepción de los que allí trabajan y de los viajeros más frecuen- tes, un lugar desconocido para la mayo- ría de sus usuarios. Aquí se presentan dos riesgos principales. Por un lado, la exposición a un incendio proveniente de las operaciones de abastecimiento de combustible en la rampa y, por otro lado, en el caso de un incendio interior, un edificio con una alta carga de ocupa- ción. La evacuación en caso de un in- cendio es, por consecuencia, compleja. Una alarma de incendio podría sonar si,


por ejemplo, en la rampa hay un derra- me de gasolina que se ha incendiado. En este caso particular, sería muy peligroso desalojar las salas de espera de la termi- nal hacia la rampa por los riesgos que esto conlleva (ni pensar en los proble- mas de seguridad que se generarían). La norma NFPA 101, Código de Seguridad Humana2


, establece los criterios para el


sistema de evacuación que debe cumplir una terminal aeroportuaria. En el caso de un incendio en la ram-


pa, no sólo debe prestarse atención al diseño de los puentes de abordaje, sino también a las fachadas y vidrieras que separan al terminal de la rampa. La NFPA 415 también requiere que una terminal con un área3


superior a


los 1115 m2 debe estar protegida con rociadores automáticos en toda su ex- tensión. Muchas terminales tienen es- pacios inmensos techados que forman atrios, donde están los mostradores de chequeo de las aerolíneas, y en los que el manejo del humo también debe ser evaluado por expertos.


Puente de acceso y descenso con riesgo de colapso en un incendio


TORRE DE CONTROL La torre de control de tráfico aéreo es otra parte de la terminal que requiere mucho cuidado, pues la torre cumple una función crítica de seguridad públi- ca. Es decir, sería impensable evacuar la torre de control durante un incendio por las implicaciones que esto acarrea. A propósito, éste es uno de los pocos edificios donde se permite que sea pro- tegido por una sola escalera, la cual tiene que estar diseñada a prueba de humo4


. CONTRA INCENDIOS 75


Foto: International Safety Consulting (IFSC)


Foto: shutterstock


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118  |  Page 119  |  Page 120  |  Page 121  |  Page 122  |  Page 123  |  Page 124  |  Page 125  |  Page 126  |  Page 127  |  Page 128  |  Page 129  |  Page 130  |  Page 131  |  Page 132  |  Page 133  |  Page 134  |  Page 135  |  Page 136  |  Page 137  |  Page 138  |  Page 139  |  Page 140  |  Page 141  |  Page 142  |  Page 143  |  Page 144  |  Page 145  |  Page 146  |  Page 147  |  Page 148  |  Page 149  |  Page 150  |  Page 151  |  Page 152  |  Page 153  |  Page 154  |  Page 155  |  Page 156  |  Page 157  |  Page 158  |  Page 159  |  Page 160  |  Page 161  |  Page 162  |  Page 163  |  Page 164