This page contains a Flash digital edition of a book.
En contraste con estos antecedentes,


organizaciones internacionales, gobier- nos nacionales, autoridades aeropor- tuarias y aerolíneas tienen que revisar y mejorar constantemente la protección existente para la seguridad de los aero- puertos.


VARIACIONES EN SEGURIDAD


Aún cuando existen mejoras conside- rables en la seguridad de muchos de los aeropuertos del mundo desde los eventos del 11 de septiembre, y existen lineamientos de las organizaciones in- ternacionales de aviación para mejorar los estándares de seguridad, la situación no es del todo satisfactoria, debido a que éstos son únicamente recomendaciones y se deja a discreción de los gobiernos ratificarlos. Muchos países no han rati- ficado aún estas mejoras recomendadas, por lo que existen variaciones en la apli- cación de la seguridad aeroportuaria en el mundo. Esto se debe a que:


- El estándar internacional no es mandatario.


- La variación en aplicaciones de seguridad en aviación y las prioridades de los gobiernos.


- Las variaciones en los recursos financieros disponibles para los aeropuertos.


- Las variaciones en las prioridades de inversión en seguridad.


DEBILIDADES EN SEGURIDAD


Actualmente la principal área de pre- ocupación para las aerolíneas es el ata- que terrorista en aire o tierra. Algunos de los numerosos métodos utilizados en el pasado indican los lugares en don- de pueden presentarse debilidades en la seguridad. Los terroristas llevan a cabo reconocimientos detallados para identificar estas debilidades. La falta de coordinación entre las muchas organi- zaciones de seguridad involucradas ha sido un problema durante años. Algunas vulnerabilidades son: Protección perimetral. A menos


que se proporcione una protección efec- tiva por medio de una cerca bien cons- truida y mantenida, así como el empleo de sistemas de detección de intrusión y videovigilancia, existirá un largo flanco expuesto al otro lado de la pista. Controles débiles de acceso / egre-


so. Cuando existen controles y barreras f ísicas poco efectivos en varios puntos de cruce entre la sección terrestre y la sección aérea, hay un riesgo, si el perso- nal de seguridad no verifica adecuada- mente aquellas personas que visten uni-


CONTROL DE ACCESO 41


formes u overoles. Estos son fáciles de copiar o adquirir y han sido utilizados por intrusos para engañar a los guardias. Revisiones laxas o negligentes de


pasajeros. Éstas se deben al entrena- miento inadecuado del personal, por los recursos limitados o ineficiencia; al per- sonal insuficiente, que lleva a periodos de trabajo más largos a los recomenda- dos; a la falta de motivación e interés del personal de seguridad y al equipo obso- leto con el que cuentan.


Riesgos de seguridad del personal.


Como en cualquier organización, los empleados de la aerolínea y del aero- puerto son vulnerables a la presión del soborno, el chantaje o la ideología sub- versiva. Esta debilidad puede ser explo- tada por terroristas para obtener acceso a un avión o información acerca del sis- tema de seguridad. Área pública de observación (mi-


radores). Estas áreas no solamente pro- porcionan una vista panorámica de las


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118  |  Page 119  |  Page 120  |  Page 121  |  Page 122  |  Page 123  |  Page 124  |  Page 125  |  Page 126  |  Page 127  |  Page 128  |  Page 129  |  Page 130  |  Page 131  |  Page 132  |  Page 133  |  Page 134  |  Page 135  |  Page 136  |  Page 137  |  Page 138  |  Page 139  |  Page 140  |  Page 141  |  Page 142  |  Page 143  |  Page 144  |  Page 145  |  Page 146  |  Page 147  |  Page 148  |  Page 149  |  Page 150  |  Page 151  |  Page 152  |  Page 153  |  Page 154  |  Page 155  |  Page 156  |  Page 157  |  Page 158  |  Page 159  |  Page 160  |  Page 161  |  Page 162  |  Page 163  |  Page 164