This page contains a Flash digital edition of a book.
SEGURIDAD PRIVADA


MAPAS DIGITALES O APLICACIONES GIS


El Sistema de Información Geográfi- ca puede ayudar de forma importante a los profesionales de la seguridad en este esfuerzo. Como lo indica la Guía de ASIS, la mayoría de estas fuentes de in- formación son locales. El mercado hasta ahora se ha centrado en la prestación de servicios de información por subscrip- ción. Estos productos proporcionan un amplio reporte estratégico global “de lo que está pasando y dónde”. Desafortu- nadamente, muchos de esos productos a menudo no pueden proporcionar y realizar el seguimiento de los datos tác- ticos relevantes a nivel local, los cuales tan desesperadamente necesitamos para tener la confiabilidad en nuestras eva- luaciones de riesgos de seguridad. Las herramientas de alta calidad le


del nuevo entorno mundial demanda in- tegración y comunicación con las otras secciones de la empresa. Para tener éxito como profesional


de la seguridad en la industria de la seguridad del mañana, requerirá creer en el concepto del “manejo del riesgo”, y aprender el cómo aplicarlo en este campo. Para ser exitosos necesitaremos adquirir las herramientas, habilidades y nivel de comodidad para estimar con precisión los riesgos y las probabilidades de que algunos eventos de seguridad pu- dieran ocurrir en el futuro y la medición de las consecuencias que esos eventos pudieran tener en la organización.


¿QUÉ BUSCAR AL APROVECHAR SOLUCIONES TECNOLÓGICAS?


Si usted busca mejorar el manejo de los riesgos de seguridad, incluso provistos de la metodología común, las “herra- mientas” tecnológicas pueden ser de- seables para lograr un cambio en toda la organización. Las empresas multinacionales y otras


organizaciones en todo el mundo nece- sitan de nuevas herramientas para ase- gurar que las evaluaciones de riesgos de seguridad hechas en Bangkok se hacen de la misma manera, con la misma nor- ma como las realizadas en Buenos Ai- res y Lagos. Estos instrumentos deben


102 www.seguridadenamerica.com.mx


ser fáciles de usar, ahorrando tiempo al usuario, con el objetivo de producir una estimación lo más precisa como sea po- sible de los riesgos de seguridad, redu- ciendo la “subjetividad” en el camino. Para ser de valor en la organización,


las herramientas deben permitir una mayor y rápida comunicación de los riesgos, tanto horizontal como verti- calmente dentro de la jerarquía, des- de la unidad de negocio hasta la Junta directiva, para una mejor y más rápida toma de decisiones. Éstas también de- ben conectarse a cualquier proceso de Administración del Riesgo Empresarial - ERM - (ESRM). Para optimizar la eficacia del profesio-


nal de la seguridad, las soluciones tecno- lógicas tienen que ir más allá del software que se limita al simple registro o reporte de un riesgo. Como profesionales de la seguridad, somos responsables de cono- cer, tanto como sea posible, acerca de los entornos de seguridad en los cuales ope- ramos. La Guía General para la Evalua- ción de Riesgos de Seguridad (2003) de ASIS dice que hay que buscar en el histo- rial de eventos e incidentes anteriores en el área, lo que llamamos “Conocimiento de la Situación”. Estoy de acuerdo que la tarea comienza con la revisión de una serie de fuentes de información de ma- nera eficiente y continua.


ayudarán a guiar a una organización en la forma de estimar y manejar los ries- gos de seguridad, empleando una meto- dología aprobada, como la Guía ASIS o la Norma ISO 31000. Estos tipos de ins- trumentos ayudan a cerrar las brechas entre el lenguaje y la cultura del riesgo, dentro de entornos operativos diferen- tes para asegurar un resultado más co- herente y eficaz dentro de cualquier or- ganización.


UN PENSAMIENTO FINAL


Está claro que en el mundo acelerado y cambiante de hoy, el trabajo del profe- sional de la seguridad es cada vez más dif ícil y exigente. Sin embargo existen los métodos para convertir ese reto en una oportunidad de llegar a ser más efi- caz, más proactivo, y más integrado a la organización en su conjunto. Los nue- vos métodos y las nuevas herramien- tas innovadoras hacen posible no sólo aceptar y hacer frente a este desafío, sino también a ser más prácticos y pro- ductivos que nunca. n


* Acerca del autor


- Mike Faessler es presidente de Oversight Risk Consulting en Bogotá, Colombia.


- Mark Morgan es director de Sistemas de Información de Oversight. Si desea conocer más acerca de los autores, consulte su CV en:


seguridadenamerica.com.mx/colaboradores


Foto: shutterstock


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118  |  Page 119  |  Page 120  |  Page 121  |  Page 122  |  Page 123  |  Page 124  |  Page 125  |  Page 126  |  Page 127  |  Page 128  |  Page 129  |  Page 130  |  Page 131  |  Page 132  |  Page 133  |  Page 134  |  Page 135  |  Page 136  |  Page 137  |  Page 138  |  Page 139  |  Page 140  |  Page 141  |  Page 142  |  Page 143  |  Page 144  |  Page 145  |  Page 146  |  Page 147  |  Page 148  |  Page 149  |  Page 150  |  Page 151  |  Page 152  |  Page 153  |  Page 154  |  Page 155  |  Page 156  |  Page 157  |  Page 158  |  Page 159  |  Page 160  |  Page 161  |  Page 162  |  Page 163  |  Page 164