This page contains a Flash digital edition of a book.
Nuevas Tendencias en Campañas Electorales


Nuevas tendencias en campañas electorales


Por: Yehonatan Abelson


No es novedad que el mundo cambió. Que hace un poco más de diez años recién nos acostumbrábamos a comunicarnos por email, enten- der para qué servía esa línea llamada ¨subject¨ y por qué no era bueno crear direcciones como marceloelgalandepolanco@hotmail.com


H


ace siete años, solamente algu- nos cientos de alumnos de Har- vard tenían acceso a Facebook, no existía Twitter, la interfase de los periodicos on-line era bastan-


te deficiente, todavía no existía Google Maps y la tele- fonía móvil era todavía poco accesible para ser utilizada como medio para llegar a consumidores o electores. Todo esto cambió drásticamente en los últimos


años y, como consecuencia de una evolución comen- zada con la imprenta y reforzada con la creación y pos- terior masificación de la radio y la televisión, los electo- res y los procesos electorales cambiaron radicalmente. Es en este artículo basado en la experiencia de


las elecciones llevadas a cabo en los últimos años, pretendo enumerar las nuevas tendencias en las campañas electorales en este 2011-2012, pero que seguramente quedará desactualizado antes de lo que imaginamos. Se produjeron dos cambios en el mundo de las comunicaciones de hoy que modificaron radical-


Pero no sólo eso, esta es la década de las revoluciones sin líderes. ¿Quién lideró las revoluciones de Egipto, Túnez y Libia? ¿Quién estuvo tras las manifestaciones contra las FARC o ETA? Nadie…o más bien todos.


16 Campaigns&Elections Mayo 2011


mente la forma en la que debemos hacer nuestras campañas y comunicarnos con el elector: Hay un nuevo elector. El elector de los años 2000,


cualquiera sea el rango etáreo o el nivel socioeconó- mico, es muy distinto al de las décadas anteriores. Haciendo un breve resumen de las características de este nuevo elector, podemos decir que prefiere las imágenes a las palabras, su capacidad de atención es más limitada, no le agrada la política ni los políticos, es muy incrédulo de los candidatos, no se identifica con los partidos políticos, busca una mejor calidad de vida y exige más para apoyar a un candidato. El mundo es más democrático. No sólo las dictadu-


ras han disminuido drásticamente en las últimas déca- das, sino que la información es mucho más democrá- tica. Ya no es necesario ir a una biblioteca para acceder al conocimiento, todos los tenemos al alcance de la mano en nuestra computadora. Ya no es necesario ir a Harvard para aprender lo que allí se aprende, casi to- dos los profesores tienen blogs y se puede aprender gran parte de lo que imparte en sus materias siguien- do sus pasos por Internet y leyendo sus libros. Pero no sólo eso, esta es la década de las revolucio-


nes sin líderes. ¿Quién lideró las revoluciones de Egip- to, Túnez y Libia? ¿Quién estuvo tras las manifestacio- nes contra las FARC o ETA? Nadie…o más bien todos. Entonces, bajo estos dos principios en los que


apoyamos nuestras conclusiones, lo que creemos es que hay ciertas tendencias que se están desarrollan- do y que muchas ya están en la práctica, mientras que otras lo estarán en los próximos años. Lo que es seguro, es que una campaña que no las aplique, le


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59