This page contains a Flash digital edition of a book.
ARTÍCULO


a


do (ANR-PC), obtuvo el 30.7 por ciento de los sufragios y Lino Oviedo, candidato de la Unión Nacional de Ciudadanos Éticos (UNACE) logró el 22.4 por ciento de los votos. La estrategia de campaña de Lugo se


centró en explotar la ira y el resentimiento de los votantes con el Partido Colorado que hasta esa fecha llevaba seis décadas en el poder. La línea argumentativa de este tipo de estrategias de campaña, centradas en aprovecharse de la ira de los electores para obtener un beneficio político, apuntaba que “las cosas están mal y que los causan- tes de esta situación es el partido en el go- bierno y sus políticas equivocadas”. Por el otro, se presentan como la alternativa para resolver los problemas y convocan al cam- bio, pidiendo el voto de los ciudadanos. De esta forma, la estrategia electoral


de la Alianza Patriótica por el Cambio se centró en aprovechar el hartazgo, enojo, frustración y resentimiento de la gente acumulado por sesenta años de gobierno del Partido Colorado, durante el cual se cometieron una serie de errores, abusos, corruptelas e insuficiencias en la gestión gubernamental. En este caso, Lugo se presentó ante los


56


electores como la única opción de cambio posible, como la alternativa de la esperan- za para terminar, de una vez y para siem- pre, con las situaciones que generaban el enojo, la frustración, el resentimiento y la ira de la gente. En este sentido, esta histórica elección


también se centró en movilizar la ira de los votantes en contra del partido gobernante y su candidata y, no necesariamente, por las propuestas y proyectos alternativos de gobierno que presentaron los opositores. Es decir, fue un voto orientado, mas bien, para sacar a los colorados del palacio de gobierno (Casa de Pizarro) en Asunción, Paraguay.


c) La elección presidencial en los Estados Unidos de Norteamérica, 2008. Barack Obama fue candidato del Par-


tido Demócrata a la presidencia de los Es- tados Unidos de Norteamérica en el 2008. De acuerdo con los resultados electorales, Obama obtuvo el 53 por ciento del voto popular, equivalente a 65.4 millones de


Marzo - Abril 2013


Esta histórica elección se dio en un contex- to de inicio de una crisis económica inter- nacional y una crisis del sector inmobilia- rio de los Estados Unidos


votos y 364 votos en el Colegio Electoral. Por su parte, el Partido Republicano quien postuló a John McCain como su candidato presidencial, logró sólo el 46 por ciento del voto popular, equivalente a 57.4 millones de votos y 163 delegados en el Colegio Electoral. Esta histórica elección se dio en un


contexto de inicio de una crisis econó- mica internacional y una crisis del sector inmobiliario de los Estados Unidos, las mismas que se reflejaron en la pérdida de su vivienda y empleos para muchos ame- ricanos, así como un aumento de los pre- cios de los alimentos y los combustibles. Adicionalmente, la elección se presentó en un contexto de guerra impopular de este país en Afganistán e Irak, así como de un desprestigio del entonces presidente repu- blicano George W. Bush. Estas crisis, la guerra y el aumento de


precios de los alimentos y los combusti- bles generaron gran descontento social e irritaron a muchos ciudadanos, quienes vieron en Obama y en el Partido Demócra- ta la oportunidad de dar un giro y cambiar de rumbo.


De esta forma y bajo el contexto elec-


toral, el trazo estratégico de los demócra- tas consistió en movilizar el enfado social, el enojo, la frustración y la ira de millones de votantes (acumulada en los ocho últi- mos años de gobierno republicano) quie- nes, por un lado, se vieron afectados por la crisis económica, inmobiliaria y financiera que sufría en esa época la Unión Ameri- cana y, por el otro, por el aumento de los precios de combustibles y alimentos o por el incremento del desempleo o el déficit fiscal. Al final, Obama simplemente les plan-


teó un dilema a los electores: seguir por el mismo camino apoyando a los republica- nos que habían generado, con sus políticas y decisiones, sufrimiento y severos perjui- cios a los americanos o “de una vez y para siempre, votar por el cambio que tanto anhelaban los ciudadanos”. De esta manera, Obama supo movili-


zar el descontento social a las urnas y logró convertirlo en victoria electoral, usando, a su manera, el método Lenin de organizar y ganar campañas.


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68