This page contains a Flash digital edition of a book.
a ARTÍCULO


Hoy más que nunca este tipo de eventos son una herra- mienta de transmisión de mensajes, por lo general, en forma de imágenes y gra- cias a las redes sociales no sólo conseguiremos que se comparta, sino que se hable de ello exponencialmente y transmitamos la imagen deseada


Y es que -como dice Alfredo Rodrí-


guez en su ponencia de clausura de las VII Jornadas Internacionales de Protocolo de la Asociación Portuguesa de Estudios de Protocolo (APEP, 2012)-, institución, credibilidad y protocolo son inseparables. Una institución que no reacciona a tiem- po, con prontitud y coherencia respecto a los acontecimientos pierde la oportu- nidad de transmitir credibilidad. Por ello el protocolo debe ser un instrumento de realidad diaria, para acercársela al gran público, y una de las formas de trasladar un mensaje por parte de una institución es a través de la organización de eventos. Y las instituciones y empresas hoy en día deben apostar por actos planificados bajo los conceptos del diseño, la creatividad y cercanía entre autoridades y público, esto es, recurrir a la solemnidad estrictamente cuando lo requiera el acto. En la sociedad contemporánea prima


la reputación, la coherencia y la credibili- dad, y si un acto quiere tener éxito, debe conjugar estos factores. El protocolo es el instrumento de las instituciones para la trasmisión de estos mensajes y si quiere tener éxito debe evitar la rigidez, la frial- dad, la solemnidad impostada y el aleja- miento de la realidad. En la coyuntura actual, a una opinión


pública muy informada y proclive a emitir su opinión a través de las redes sociales, se le suma los efectos de la crisis, esto es,


31


dudar o plantearse como nunca antes se había hecho de la pertinencia y relevan- cia de las instituciones y sus actos. No se trata de renunciar a todo en aras de una austeridad espartana, pero sí ser acorde al sentir de la sociedad y demostrar que las instituciones evolucionan y conectan emocionalmente con sus ciudadanos. Un error en el terreno de lo institu-


cional supone la pérdida de credibilidad y echar a perder la transmisión del men- saje que se pretendía emitir. Por tanto el protocolo es un instrumento de éxito o de fracaso. Utilicémoslo adecuadamente, adaptándolo y revisándolo para conse- guir lo primero.


i


Ignacio Martín Granados es politólogo y Director del Gabinete de Alcaldía del Ayuntamiento de Segovia, donde además de las labores propias del Gabinete es el responsable de comunicación y protocolo. www.martingranados.es @imgranados


Marzo - Abril 2013


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68