This page contains a Flash digital edition of a book.
a ARTÍCULO


respuestas evitaremos caer en la desmoti- vación, la apatía o la decepción.


2


TRAZAR UNA ESTRATEGIA AJUSTÁNDOSE A LOS MEDIOS DISPONIBLES Y ESTABLECIENDO OBJETIVOS A CORTO PLAZO Cuando se comienza a planificar una cam- paña electoral, se suele correr el riesgo de querer abarcar todos y cada uno de los aspectos que la rodean. Cuando dispone- mos de un presupuesto elevado, podemos plantearnos la posibilidad de abarcarlos todos, pero en los casos que estamos tra- tando no es viable. ¿Cómo evitar “perder- se” en la planificación?. Marcando unos objetivos a corto plazo. Si funcionamos poco a poco, evitaremos derrochar recur- sos en acciones que no aportarán fruto alguno hasta casi el final de la campaña. Trabajando con objetivos a corto plazo conseguimos que nuestros colaboradores se mantengan motivados durante el pro- ceso electoral y que nuestros votantes co- miencen a percibir en nosotros ese halo de ganadores. Otro punto importante, dentro de la


planificación, es escoger debidamente a nuestro equipo de trabajo. ¿Van a trabajar con nosotros familiares, amigos, profesio- nales? ¿ Por qué lo van a hacer? ¿Por com- promiso? ¿Por voluntad propia? De nuevo aquí hay que dejar claras todas y cada una de las expectativas y motivaciones de to- dos los integrantes del grupo. Si vamos a trabajar con familiares o amigos hay que dejarles claro, y tenerlo nosotros también, que es posible que a lo largo del proceso se tenga que prescindir de ellos o que no es- tán exentos de una corrección si no hacen bien su trabajo. Los círculos de confianza son muy im-


portantes a lo largo de una campaña elec- toral, pero eso no quiere decir que tenga- mos que mantener a miembros del equipo por ser nuestros familiares o amigos.


3


DIRIGIR EL MENSAJE A NUESTRO TARGET PRINCIPAL Una vez tengamos trazada nuestra estra- tegia y los objetivos, debemos buscar los medios para conseguirlos. Para no disper-


sar nuestros disparos debemos centrarnos en un target, recordemos que estamos hablando de campañas que no disponen de muchos recursos, ya sean económicos, materiales o humanos. En este caso debe- remos definir un target que se identifique con nuestros objetivos, de este modo no gastaremos recursos en intentar conven- cer a un grupo de personas que tienen ne- cesidades totalmente distintas a nuestros objetivos. La diferencia con campañas electo-


rales de mayor presupuesto radica en que estas pueden permitirse tener varios targets principales y decenas de targets secundarios. En nuestro caso no es así. De- bemos pensar globalmente pero actuar de modo concreto y certero.


4


EMPLEAR CANALES DE COMUNICACIÓN CON COSTE CERO Quizás algún lector se esté preguntando en este momento: “Si, esto está muy bien, pero ¿cómo llego a mis electores si no ten- go apenas recursos?” Empleando canales de comunicación con coste cero como pue- den ser las redes sociales o la puesta en escena de acciones a pie de calle. Ambas resultan totalmente gratuitas, salvando los costes obvios de electricidad, despla- zamiento, etc que omitiremos por ser algo elemental. Las redes sociales nos aportan la cer-


canía que todo político quiere y necesita. Saber transmitir nuestro mensaje em- pleando herramientas como Twitter, Face- book o incluso Instagram es algo esencial en nuestros tiempos donde cada vez más electores emplean las redes sociales para informarse de las propuestas electorales. Las acciones a pie de calle tan solo


tienen un requisito: Tener muy claro el mensaje que queremos transmitir y estar preparado para recibir críticas. Muchas veces mis clientes se sorprenden cuando les digo que una crítica es el mejor mo- mento para fidelizar un voto. De nuestra respuesta dependerá que el ciudadano tenga una opinión, favorable o desfavo- rable, de nuestras propuestas. Cuando buscamos la interacción directa con los electores, estamos dejando nuestra carta


de presentación en primera persona. Van a conocer nuestro rostro, nuestra forma de expresarnos, incluso puede que topemos con algún experto que puede hacernos dudar de nuestras propuestas electorales. Es fundamental estar preparados mental- mente para afrontar cualquier reto que se nos presente en ese cara a cara con los ciudadanos.


La clave: Desmentir la ecuación por la cual Juventud = Irrespon- sabilidad + Inmadurez


No es cierto que todos los jóvenes de hoy en día sean irresponsables e inmaduros. A lo largo de mi trayectoria profesional he tenido el gusto de conocer a infinidad de jóvenes que demostraban tener mejor predisposición para el compromiso y el esfuerzo que muchas personas que les do- blaban la edad. La generación actual está sobrada-


mente formada a nivel académico, cuen- tan con la motivación y entusiasmo nece- sarios para “arrancar” nuevos proyectos aunque las expectativas de éxito sean escasas. Quizás de lo único que carecen nuestros jóvenes es de experiencia profe- sional, pero si no empiezan a montar en bicicleta, ¿Cómo pretendemos que ganen el Tour de Francia?. Como he explicado en este artículo,


carecer de recursos económicos o mate- riales no puede empelarse como excusa para no participar en el proceso electoral. El secreto está en crear un proyecto con una base sólida, sostenida por los pilares del esfuerzo, la constancia y la motivación.


27


i


Edgar Moscardó López es CEO de SPQ Political Consulting.


Marzo - Abril 2013


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68