This page contains a Flash digital edition of a book.
[


LA DERIVA DE LA INTERDEPENDENCIA GLOBAL


LA DERIVA DE LA INTERDEPENDENCIA GLOBAL


Estados Unidos, Europa, y una campaña presidencial POR DANIEL PÉREZ ÁLVAREZ


Por qué el sistema político estadouni- dense es excepcional y sus ideologías no son comparables al resto del mundo? Vamos a recurrir a la tentación


tan reiterada de comparar el sistema ideológico estadounidense con el eu- ropeo para destacar que, si bien las campañas electorales estadouniden- ses tienen una audiencia importante por parte de la clase política del viejo


continente, y aunque sus métodos y técnicas (mar- keting político y electoral) se estén importando cada vez más en el plano de mensajes ideológicos no son intercambiables entre sí. Esto es notorio cuando, aún hoy, en países eu-


ropeos, como España, parece haber un empeci- namiento en asociar al Partido Demócrata con la Socialdemocracia europea cuando en realidad de poder existir un paralelismo estaríamos hablando del Partido Liberal –. En el lugar del socialismo en EEUU encontramos el populismo. El populismo como ideología es siempre antiliberal, forma parte del excepcionalismo americano, la hegemonía de una tradición única liberal y la inexistencia de concep- ciones socialistas ó también fascistas.Tocqueville hace que la cultura política americana esté libre de ideologías feudales o socialistas. El excepcionalismo americano ha hecho invia-


ble tanto las tendencias socialistas como las fascis- tas. El populismo ha sido el sustituto de esas ideo- logías tradicionales de Europa en América. Han encontrado expresión en el seno del populismo.


EL REGALO DEL SUFRAGIO AMERICANO Las masas accedieron al sufragio antes de la crea- ción de partidos de masas frente al modelo euro- peo. El Derecho al voto precedió a la creación de los propios partidos políticos. La realidad bipartidista se ha visto reforzada con la introducción de prima- rias. Los partidos americanos son partidos flexi- bles: son coaliciones de partidos. Los neocon nunca han renunciado a la idea de la socialdemocracia (welfare state minimo) predominantemente judíos. Los neocon siempre han tenido en politica interior una posición social. No así en la política exterior que será agresiva y con un sesgo antiislamista.


Lipset: los partidos en EEUU son tan flexibles que


son capaces de incorporar corrientes tan radicales como la socialdemocracia en ambos y que han in- corporado mucho de sus políticas. Esto es posible gracias al alto grado de flexibilidad del sistema: uno de los grandes partidos se ha apropiado de las ideas de las del otro. La respuesta típica de la cultura americana en


cuestiones de reforma y de crítica al stablishment ha tomado la forma de movimiento más que de partido. La adherencia a sectas, de forma directa o in-


directa han puesto énfasis en la actitud moral res- pecto de cualquier comportamiento: fenómeno protestante de objeción de conciencia, movimientos antibélicos, las cruzadas, la resistencia al alcohol,etc. También causas socialistas que en Europa fue- ron asumidas por los Partidos Políticos. En definitiva, los líderes socialdemócratas europeos


(incluídos los españoles) tienden a tratar de asociar con forzada ingenuidad de cara a su electorado a los Demó- cratas estadounidenses ya incluso desde el comienzo de las primarias, estableciendo una especie de segui- dismo y “hooliganismo” con el líder demócrata.


EL COMPORTAMIENTO DEL VOTANTE EN RELACIÓN CON LA POLÍTICA EXTERIOR El excepcionalismo del sistema político estadouni- dense se cimenta también en el baluarte de la confianza del electorado como indispensable para ganar unas elecciones. A si lo proclama Jeffrey A.Smith en su libro “American Presidential Elec- tions. Trust and rational Voters” de 1980.


Julio • Agosto 2012Julio · Agosto 2012


59


57


EL EXCEP- CIONALISMO AMERICANO HA HECHO IN- VIABLE TANTO LAS TENDEN- CIAS SOCIALIS- TAS COMO LAS FASCISTAS. EL POPULISMO HA SIDO EL SUSTI- TUTO DE ESAS IDEOLOGÍAS TRADICIONA- LES DE EUROPA EN AMÉRICA


[


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67