This page contains a Flash digital edition of a book.
[


LEONES Y CABALLOS LUCHANDO POR EL PODER


la que ambos candidatos principales, se daban como ganadores, basados en las tendencias que sus pro- pias encuestas reflejaron durante toda la campaña. No menos de 15 em-


presas encuestadoras, unas conocidas, otras no tanto, algunas de prestigio inter- nacional y otras de poco renombre, se instalaron en República Dominicana du- rante esta contienda, para ofrecer múltiples y contra- rias predicciones. Lo más


curioso era que las encuestadoras que daban como ganador a uno de los can-


“…UN SLOGAN DE CAMPAÑA


ORIGINAL, SEN- CILLO, CERCA-


NO AL PUEBLO, COMO “LLEGÓ PAPÁ” CONTRI-


BUYÓ A QUE LA PERCEPCIÓN NEGATIVA


EN TORNO A


SU ANTERIOR GESTIÓN


16 18


PRESIDENCIAL FUERA PRÁC- TICAMENTE OLVIDADA,


OBTENIENDO


CASI EL 50% DE APROBACIÓN


DE LOS ELECTO- RES DOMINI- CANOS…”


didatos, le otorgaba prácticamente la misma puntua- ción y ventaja que le ofrecía otra encuestadora a su contrincante, situación que mantuvo a la expectativa a toda la población, hasta el propio día de las eleccio- nes, fecha en la cual, hasta los más reconocidos ana- listas políticos de la Región se mostraban inseguros al ser consultados acerca de un posible resultado.


LA CLAVE: EL LEONELISMO A mediados del 2011, emergió con fuerza casi in- detenible, la candidatura de Hipólito Mejía, quien presentó su opción a los dominicanos, aprovechan- do un sentimiento casi generalizado de descon- tento con los períodos consecutivos del PLD, bajo el argumento de corrupción, inseguridad ciudada- na y hasta peligrosos vínculos con el narcotráfico. Aunado a este sentido de oportunidad, un slogan de campaña original, sencillo, cercano al pueblo, como “Llegó Papá” contribuyó a que la percepción negativa en torno a su anterior gestión presiden- cial fuera prácticamente olvidada, obteniendo casi el 50% de aprobación de los electores dominicanos consultados por todas las encuestadoras y medios de comunicación, contra la opción del partido ofi- cialista que apenas era apoyada, según los mismos sondeos, por un 30% del país. Los múltiples desaciertos que se le atribuyen


a Mejía durante su mandato, entre los que desta- ca el desplome de la economía dominicana, en un contexto en el que le afectaban los altísimos pre- cios del petróleo, una muy alta deuda externa y la quiebra de los tres principales bancos privados del país, fueron prácticamente olvidados, mientras que el discurso y la personalidad de Danilo Medi- na, no lograba convencer a los dominicanos de ser una buena opción para llevar las riendas del país, especialmente al no poder deslindarse de su propio partido y las múltiples denuncias en contra de pro- minentes figuras del Gabinete de Fernández y su más cercano entorno.


Julio · Agosto 2012 o · Agosto 2012 Tras casi cuatro meses de campaña en los que


Medina no logró aumentar más de uno o dos pun- tos adicionales en los sondeos de opinión, y aún con más de 15 puntos por debajo de su principal contrincante, se presentó lo que terminó siendo la clave para la recuperación de la candidatura, que se convirtió en triunfo del PLD tras las elecciones del domingo 20 de mayo, el apoyo de Leonel Fernández. Y es que Danilo Medina ha ocupado histórica-


mente dentro del Partido de Liberación Dominica- na una posición de importancia pero en una línea distinta a la del presidente Fernández, lo cual se- gún los más cercanos a esa organización política, le ha costado no llegar con anticipación al poder. Pero ante la evidente posibilidad de perder las eleccio- nes contra Mejía y la inhabilitación de Fernández de aspirar a un tercer período presidencial conse- cutivo, se anunció la participación de la Primera Dama, Margarita Cedeño de Fernández, como can- didata a la Vicepresidencia del país, acompañando a Danilo Medina en la fórmula del PLD. El anuncio, acompañado del tradicional “levan-


tamiento de mano” de Leonel a Danilo Medina, en un acto público, televisado en directo y ante la pre- sencia de la base del partido, le representó a Medina la suma automática de al menos 18 puntos, tenden- cia que se mantuvo hasta el final de la campaña, representando la clave del triunfo del 20 de mayo.


EL BALANCE DE FUERZAS Tras este nuevo triunfo del llamado partido mo- rado, por su color distintivo, surgen varias inquie- tudes en el aspecto político, y el papel que jugarán las distintas organizaciones de cara a un tercer gobierno consecutivo del PLD, y es que el partido oficialista, según los boletines de la Junta Central Electoral dominicana, no logró obtener la mayo- ría de los votos del 20 de mayo. Por el contrario, la fuerza política que mayor cantidad de votos aglu- tinó fue precisamente el partido de Hipólito Mejía, alcanzando el 42,13%, contra el 37,73% de la orga- nización oficialista, cuyo triunfo dependió en gran medida de los votos de otras trece organizaciones que le habían dado su apoyo con anterioridad al proceso electoral. Ante este panorama, el PRD, aho- ra convertido en la principal fuerza política del país sin duda jugará un papel fundamental en el desen- volvimiento político de la Isla, desde la butaca de la oposición. De hecho, en sus primeras declaraciones tras la oficialización del triunfo del PLD, Hipólito Mejía lanzó una contundente advertencia al nuevo Jefe de Estado, haciéndole saber que a partir de la fecha, asumirá el rol de líder de la oposición. Sin embargo, la preocupación no alcanza nive-


les extraordinarios en el Palacio Nacional, pues aun con este balance de fuerzas con ventaja cuantitati- va para el partido opositor, cualitativamente el PRD no lleva la misma posición favorable, pues desde la


[


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67