This page contains a Flash digital edition of a book.
a ARTÍCULO


entrelazados, juntos y revueltos. Entonces la crisis (económica) se convierte en crisis institucional y política. Tal vez no son noti- cias tan sonadas en habla inglesa, francesa o alemana, pues el eje París-Berlín no pue- de inmiscuirse en los quehaceres política- mente domésticos, pero son asuntos que preocupan mucho aquí, en España. A los políticos, a los profesionales y a todos los ciudadanos. Lamentablemente, en el punto de


mira del debate ocupan una posición pre- ferente, no sólo el clamoroso escándalo de las acciones de Bankia, sino también los lobbies y el tráfico de influencias en la re- presentación de intereses particulares. Se confunde entre el lobby profesional y el in- teresado. Es por tanto de absoluta relevan- cia que nos dirijamos a la luz en la práctica del lobby profesional. Insisto, profesional. Una actividad de representación de


intereses regulada, pública y transparente, mejora sustancialmente la confianza de los ciudadanos en sus representantes. Mejo- rando la participación en el proceso de de- cisión, mejoramos la eficacia de nuestras leyes y, en definitiva, dignificamos nuestra democracia.


DESTACADO 1:


“La pervivencia sana de la confianza po- lítica en España pasa por una regulación que vele por la transparencia en las Ad- ministraciones Públicas, en los partidos políticos y en la actividad de representa- ción de intereses”. El foco para la pervivencia sana de la con- fianza política en España pasa precisamen- te por una regulación que vele por la trans- parencia en las Administraciones Públicas, pero también en el seno de los partidos po- líticos y en la actividad de representación de intereses. Se podría auspiciar desde la nueva Ley de Transparencia, Acceso a la In- formación Pública y Buen Gobierno pero, finalmente los lobbies quedarán fuera del texto. En cuanto a los partidos políticos, se debe abordar de forma correspondiente, con responsabilidad y conciencia social, una nueva y solvente Ley de Partidos, to- davía no anunciada pero muy solicitada desde distintos frentes. El foro +Democra- cia, una iniciativa ciudadana impulsada


por intelectuales y académicos, expertos en comunicación, periodistas y profesio- nales, pretende contribuir a este debate público de forma abierta y plural para la articulación de un texto que arroje trans- parencia interna en el funcionamiento de los partidos. Un nudo gordiano que para ser des-


enmarañado requiere reformar leyes que datan del inicio de la democracia española y activar normativas necesarias en el ejer- cicio de la democracia. Iniciativas que em- píricamente funcionan.


TRANSPARENCIA: DEMOCRACIA SIN CLAROSCUROS Son muchos y diversos los referentes de re- gulaciones que promulgan la transparen- cia en la actividad de los grupos de interés. Basta con mirar a Washington o Bruselas. Ambos modelos funcionan, aún siendo dis- tintos. La principal diferencia radica en que mientras EEUU estipula como obligatorio el registro de los grupos de interés, Europa permite que la suscripción sea voluntaria. Pese a no ser mandatorio, la colaboración de los lobistas hacia una mayor transpa- rencia se refleja en las cifras: más de 5.600 organizaciones registradas en Bruselas. Gracias a este registro, las organizaciones representadas –entre las que se cuentan sindicatos, patronales, ecologistas, organi- zaciones religiosas u ONG, además de en- tidades privadas- participan en el proceso normativo de una forma abierta y transpa- rente, pues todos podemos conocer quié- nes son, qué intereses defienden y cuánto perciben por ello consultándolo, simple- mente, en Internet. El Foro por la Transparencia, un grupo de firmas de consultoría y despachos jurí- dicos –entre los que se incluye LLORENTE & CUENCA-, que no representamos inte- reses, pero trabajamos profesionalmente para quienes legítimamente sí lo hacen, hemos trasladado a la Comisión Constitu- cional del Congreso de los Diputados que debate la definición de la Ley de Transpa- rencia, nuestra propuesta para que nues- tro ordenamiento jurídico recoja la misma definición que Comisión y Parlamento Europeo hacen de los grupos de interés y su función en la conformación de las deci- siones políticas. Nuestra petición se basa


33


TODO SE REDUCE A LA CRISIS (ECONÓMICA): el paro juvenil, el paro gene- ralizado, la prima de ries- go, la deuda de los bancos, los desahucios y la dación de pago, y un largo etcétera en el que no vamos a pro- fundizar


Julio - Agosto 2013


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62