This page contains a Flash digital edition of a book.
68 N.A.C.


Enfermedad dental complicada en una chinchilla


Las chinchillas padecen con frecuencia problemas dentales, cuya resolución suele requerir limados continuos bajo sedación o anestesia, lo que no está exento de riesgos.


Jesús Gutiérrez Aragón Mercedes Luengo Ruiz Centro Veterinario Carlinda, Málaga jaga@vetforum.es Imágenes cedidas por los autores


Los problemas dentales en las chinchi-


llas son muy frecuentes. Una cuidadosa revisión permite detectar anormalidades dentales hasta en el 35% de los animales aparentemente sanos. En el caso de las chinchillas que acuden a un centro ve- terinario por algún tipo de enfermedad, hasta el 55% muestra elongación de los incisivos. Esta elongación casi nunca es primaria, sino derivada de la elongación de los malares. Aunque generalmente no hay signos clínicos que hagan sospechar de su existencia, el 37% de las chinchillas padecen caries y lesiones resortivas. El hecho de que estos animales padezcan con tanta frecuencia problemas dentales


Hipomotilidad intestinal Una de las complicaciones más frecuentes que hemos observado en cualquier


procedimiento quirúrgico en las chinchillas es la hipomotilidad intestinal, llegando a darse casos de íleo paralítico. Asociado a este riesgo existe generalmente un estado anoréxico, por lo que instamos a forzar la alimentación en los casos en los que no existe ingesta voluntaria y el pesaje diario muestra pérdida de peso. Se pueden administrar hasta 70 ml/kg PO de una papilla de cuidados intensivos para roedores herbívoros (Critical Care de Oxbow). Es importante controlar la produc- ción fecal, pues sirve para valorar la eficacia del tratamiento.


se debe a que sus dientes son de creci- miento continuo. La longitud de los ma- lares de las chinchillas salvajes es de unos 5,9 mm y de 7,4 mm en las chinchillas do- mésticas clínicamente sanas. En las domés- ticas con enfermedad dental éstos miden de media 10 mm de longitud. El diagnóstico de las lesiones existen-


tes no siempre es fácil. La exploración y el estudio radiográfico de las chinchillas, convenientemente anestesiadas, sólo permite detectar entre el 50 y el 75% de las lesiones existentes, de modo que al menos el 25% de dichas lesiones sólo son detectables en un examen post mór- tem. Por tanto, en los casos de sospecha de enfermedad dental es imprescindible que el veterinario posea un profundo conocimiento de la normalidad anatómi- ca, haga una correcta exploración bajo sedación o anestesia y realice un estu- dio radiográfico completo de las piezas dentales. La interpretación de las imá- genes radiográficas puede tener cierta complicación, pero es posible ayudarse de líneas anatómicas de referencia (ver bibliografía).


En los casos de sospecha de enfermedad dental en


chinchillas es imprescindible que el veterinario posea un


Figura 1. Abultamiento del canto medial del ojo derecho.


profundo conocimiento de la normalidad anatómica.


Historia clínica Presentamos el caso de una chinchilla


Figura 2. Sobrecrecimiento malar. 137


hembra de 5 años de edad que acudió a consulta porque su propietaria veía mal uno de sus ojos desde hacía tres días. Su alimentación consistía en mixtura y chu- cherías para chinchillas, galletas y heno. Su estado físico era deplorable, mostraba una gran cantidad de nudos de pelo en la zona lumbar, con un peso de 514 g. En la zona rostral al canto medial del ojo derecho presentaba un abultamiento (figura 1) y el ojo fue evaluado con fluo- resceína, dando como resultado ausencia de úlceras corneales. La deficiente ali- mentación, el bajo peso, la falta de acica- lamiento y la afectación periocular hacían sospechar una causa común dental, por lo que procedimos a la sedación de la chinchilla (0,06 mg/kg de medetomidina IM) para realizar una exploración bucal detallada. El sobrecrecimiento malar era


Figura 3. Extracción de pus del ojo derecho.


muy evidente (figura 2). Aprovechamos la sedación para realizar un limado so- mero puesto que la respiración era difi- cultosa. Revertimos la sedación con ati- pamezol (0,3 mg/kg IM) y aprovechamos para eliminar los nudos de pelo. En todo procedimiento dental inicia-


mos un tratamiento analgésico in situ con buprenorfina (0,05 mg/kg SC TID 24 h) y meloxicam (0,3 mg/kg SC SID 24 h) que debe continuarse en el domicilio con me- loxicam durante una semana (0,2 mg/kg PO SID). Además, también durante una semana, administramos un tratamiento antibiótico con enrofloxacina (15 mg/kg PO BID) y metronidazol (15 mg/kg PO BID). Este protocolo se siguió en cada uno de los limados que se comentan en el presente caso.


Seguimiento A la semana, el abultamiento preocular


había disminuido de tamaño y el peso se ha- bía mantenido, pero las heces eran de muy reducido tamaño. Procedimos a terminar el limado de los malares y a hacer lavados del conducto lacrimal del ojo derecho, del que extrajimos gran cantidad de pus (figura 3). La afectación del sistema de drenaje de las lágrimas se debe con frecuencia al avance de la raíz del premolar maxilar ipsilateral, como se ve en el estudio radiográfico reali- zado (figura 4). Aconsejamos tratar la infec- ción ocular con un colirio de tobramicina y diclofenaco (Ocubrax colirio, 1 gota TID).


A la semana, el abultamiento preocular había disminuido de tamaño y el peso se había mantenido, pero las heces eran de muy reducido tamaño.


Durante dos días la chinchilla apenas


defecó, normalizándose posteriormente, y el peso aumentó en 30 gramos. El ojo mejoró de forma notable. Rostralmente al premolar maxilar derecho observamos


Figura 4. Estudio radiográfico.


t


Eric Isselée/shutterstock.com


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76