This page contains a Flash digital edition of a book.
64 FORMACIÓN CONTINUA


La cardiomiopatía hipertrófica es la cau-


sa más común de muerte súbita en gatos y se debe, probablemente a un episodio agudo de taquiarritmia o a una obstrucción importante del tracto de salida del VI. La auscultación puede revelar un soplo


sistólico leve (I-III/VI) (sobre el foco mitral o sobre el esternón) debido a la regurgi- tación mitral, la obstrucción del tracto de salida del ventrículo izquierdo (OTSVI), las arritmias o ritmo de galope por presencia del cuarto ruido cardiaco. En caso de in- suficiencia cardiaca congestiva se pueden detectar crepitaciones pulmonares por edema y/o sonidos cardiopulmonares apa- gados si existe derrame pleural. Las alteraciones electrocardiográficas


que suelen aparecer son muy variables y generalmente inespecíficas, como variacio- nes en onda P y QRS por aumento del ta- maño de las cámaras cardiacas. En caso de arritmias, podemos encontrar taquicardias supra y ventriculares, bloqueos, fibrilación auricular y extrasístoles (figuras 5 y 6).


La radiografía es el mejor método para


detectar la presencia de cardiomegalia, evaluar el parénquima pulmonar y detec- tar cambios en la vascularización pulmo- nar indicativos de una ICC. En ciertos pa- cientes puede no existir ninguna alteración radiográfica. En otros casos se pueden de- tectar signos de cardiomegalia izquierda. En gatos con ICC izquierda, los hallazgos


radiográficos típicos de edema/congestión pulmonar son patrón intersticial y/o alveo- lar, patrón vascular pulmonar venoso y, a veces, también arterial (figuras 7 y 8). Ocasionalmente puede existir derrame


pleural, ascitis y hepatomegalia. La ecocardiografía es la prueba defi-


nitiva e imprescindible para confirmar el diagnóstico de CMH y valorar la gra- vedad y el pronóstico. La hipertrofia de paredes ventriculares se define cuando las medidas son superiores a 6 mm; se considera enfermedad grave por encima de 8-10 mm. La prueba detecta si existe una OTSVI,


permite medir los patrones de flujo trans- mitral, valorar la regurgitación mitral, el tamaño de AI, la presencia de trombos en AI, etc. (figuras 9 y 10). El derrame pleural o la ascitis derivada


de la ICC suele ser de tipo trasudado o trasudado modificado.


Caso clínico Se describe el caso de Ciro (figura 11),


un gato de raza Siamés, de 8 años de edad, de interior, que se presentó en la consulta con disnea espiratoria moderada, anorexia y decaimiento.


Anamnesis Tenía disnea desde hacía 12 horas


aproximadamente, no quería moverse de su zona de descanso, no comía ni bebía. La orina y las deposiciones eran normales.


Examen físico Auscultación pulmonar con crepitacio-


Figura 7. Radiografía DV de un gato con CMH.


nes y sonidos atenuados en la zona ventral del tórax. Auscultación cardiaca con ritmo de galope, taquicardia y soplo sistólico de grado III/VI en zona esternal. Abdomen


tenso y dilatado, pulso débil, caquéctico, condición corporal II/VI, deshidratación: 5%. El resto de la exploración fue normal.


Diagnóstico Dado que la situación respiratoria lo


permitía se sometió al paciente a estudio radiográfico. En tórax en proyección LL y DV se observó la presencia de derrame pleural y en la radiografía abdominal, pre- sencia de líquido (figura 12). La ecocardiografía antes de la toraco-


centesis mostró una dilatación/hipertrofia de VD, VI colapsado, insuficiencia mitral, tricúspide y pulmonar y aumento de ta- maño biauricular. Se diagnosticó sobre- carga de volumen en corazón derecho asociada a hipertensión pulmonar grave y leve derrame pericárdico. Se observó pre- sencia de líquido en cavidad abdominal (figura 13). Se extrajo sangre para hematología, bio-


química, T4, FelV y FIV. La analítica fue normal excepto por la presencia de leuco- citosis marcada (72.000 WBC). La presión arterial sistólica se encontra- ba en 170 mmHg.


la cavidad pleural en la zona ventral del tó- rax y, además, cardiomegalia (figura 14). Tras el drenaje, la frecuencia cardiaca y


respiratoria de Ciro se estabilizaron y des- apareció la disnea. Ante la sospecha de una insuficiencia


cardiaca congestiva se dio de alta con tra- tamiento ambulatorio consistente en furo- semida 40 mg (1/4 comprimido cada 8 h), diltiazem 60 mg (1/8 comprimido cada 12 h), benazeprilo 2,5 mg (1 comprimido cada 24 h) y cefalexina 75 mg (1 compri- mido cada 12 h).


Evolución Al día siguiente se presentó en la con-


sulta con patrón respiratorio normal, se ha- bía reducido el tamaño abdominal, había mejorado su estado de ánimo y apetito, la presión arterial sistólica tenía valores entre 130-150 mmHg y en las radiografías sólo se apreciaba presencia de líquido en la zona ventral del tórax, al igual que des- pués de realizar el drenaje. Se repitió la ecocardiografía y se obser-


vó una cardiomiopatía hipertrófica mo- derada (septo interventricular en diástole


La radiografía es el mejor método para detectar la presencia


de cardiomegalia, evaluar el parénquima pulmonar y detectar cambios en la vascularización pulmonar indicativos de una ICC.


Tratamiento Se colocó un catéter IV y se sometió


al paciente a sedación con 5 µg/kg de dexmetomidina y 1 mg/kg de alfaxalo- na. Se efectuó un bloqueo anestésico in- tercostal con lidocaína en tres espacios craneales y tres caudales a la zona de punción. Se realizó toracocentesis y se extrajeron 170 ml de líquido de aspecto lechoso sanguinolento y denso que se remitió para su análisis e identificación. Como tratamiento hospitalario se admi-


nistró furosemida IV a dosis de 4 mg/kg, cefalexina IV a dosis de 20 mg/kg y enro- floxaciona SC a dosis de 5 mg/kg. A continuación se realizó una radiogra-


fía torácica de control que mostró la pre- sencia de líquido en pequeña cantidad en


7,9 mm; pared libre VI en diástole 5,5 mm), con obstrucción del tracto de salida del VI, flujo mitral restrictivo, regurgita- ción mitral y aumento de tamaño de AI. No se observaron trombos en la AI. El ventrículo derecho tenía tamaño normal (figuras 15 y 16). La citología del líquido mostró abundan-


tes linfocitos maduros, esporádicos neutró- filos y escasos glóbulos blancos. Los cul- tivos resultaron negativos. Los valores de colesterol en el suero eran de 216 mg/dl (112-326) y los de triglicéridos de 77 mg/dl (34-136); en el líquido pleural los valores de colesterol eran de 99 mg/dl (112-326) y los de triglicéridos de 586 mg/dl (34-136). Con estos datos ecocardiográficos y de laboratorio se diagnosticó un quilotórax


Figura 8. Radiografía LL derecha de un gato con CMH y edema de pulmón.


Figura 10. Flujo mitral de relajación anómala.


Figura 11. Ciro.


Figura 9. Ecocardiografía en modo M en eje corto de VI con hipertrofia del septo y la pared libre.


137


Figura 12. Radiografía LL derecha.


Figura 13. Ecocardiografía del derrame pleural.


t


t


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76