This page contains a Flash digital edition of a book.
23


- Nelson Mandela. • ¿Por qué en este momento le han ve-


nido a la mente esas personas y no otras tantas a las que también admira? - Su madre: recuerda su inmenso amor


y las innumerables veces que le dijo a lo largo de su vida que él había nacido para ser feliz. Que hiciese lo que hiciese en la vida nunca se olvidase de disfrutarla en compañía de gente a la que querer y por la que sentirse querido. - Gandhi: Javier no recuerda haber leí-


do nada concreto sobre este sabio hom- bre. Sin embargo, su imagen ha venido a su mente. Le puede ver defendiendo con firmeza sus ideas pero sin violencia. - Mandela: hace un tiempo vio una pelí-


cula sobre él. Y recuerda la impresión que le causó el valor y la determinación de este hombre para tratar de comprender a sus ad- versarios antes de pedir ser comprendido.


¿Qué hacer cuando uno


se siente solo ante el peligro, cuando quiere tomar una decisión y no sabe cuál?


Cree su “comité de expertos”.


• Hay que buscar un ambiente relajado. - A Javier le gusta charlar mientras da


un paseo. Así que en vez de imaginarse en una sala se ve caminando por su cami- no favorito, un agradable sendero en un bosque cercano a su casa por el que ha transitado desde que era muy pequeño. A ratos le acompaña su madre, a ratos es Mandela o Gandhi quien está a su lado. - Le encanta sentir el olor a pino, oír el


viento entre los árboles y el sonido de los pájaros. Le reconforta el tacto de la mano de su madre en su cabellera. Y le llena de paz la mirada tranquila de Mandela mien- tras hablan. Aclarar sus ideas con Gandhi le aporta una increíble seguridad en sí mismo. - Ese trozo de su camino favorito lo


graba en su mente. Tan nítidamente que parece una escena de película que puede repetir a voluntad. • ¿Qué mensaje tiene el comité de ex-


pertos para Javier? “Javier te mereces ser feliz y esta situa- ción está evitando que lo seas. Tal vez haya


algo que esté preocupando igualmente a Ángel. Sólo si le preguntas y escuchas con el corazón podrás saberlo. Tal vez no te guste lo que oirás. Sea como sea, asegúrate de mostrar interés y respeto. Y después de haberlo hecho pide a tu socio que haga lo mismo contigo. Y si sois capaces de encon- trar una solución que os permita ganar a ambos, perfecto. Pero si ocurre que uno de los dos debe renunciar a sus valores para evitar el conflicto, entonces mejor no seguir juntos. Javier: actúa, sólo así comprenderás la lección que la vida tiene para ti”. Al día siguiente Javier le dice a Ángel


que quiere hablar sin prisas, fuera de la clínica. Le explica los motivos que le mueven a pedir esa conversación. Y se


citan dos días después. No sabe qué sal- drá de allí, pero sí lo que quiere. Le viene a la mente la cita “como en los caminos del mar ocurre en nuestras vidas, son la disposición del aparejo y nuestro espíritu los que nos dictan el camino a seguir y no la calma o la tempestad”.


Conclusión Aclarar qué cosas son importantes para


uno puede marcar la diferencia entre atre- verse a dar el paso y tomar una decisión o no hacerlo. Tomar decisiones basadas en valores supone liberarse de las cadenas del miedo a equivocarse, de la frustración de la incapacidad de salir de un círculo vicioso


que nos roba la energía. Pedir ayuda o con- sejo a personas de confianza es recomen- dable, ya que pueden ofrecer una visión desde una perspectiva diferente. A veces preferiremos mirar hacia dentro,


buscar respuestas en nuestro interior como si estuviésemos encerrados en la soledad y oscuridad de un capullo. Y eso puede hacernos sentir “solos ante el peligro”. Contar con un “comité de expertos


particular” puede ayudar a encontrar res- puestas que nos den la fuerza necesaria para romper el capullo y emerger a una nueva vida. Como decía la cita que daba entrada al


artículo, que te pongas en marcha sólo de- pende ti. ¡Actúa y comprenderás! o


137


BlueOrange Studio/shutterstock.com


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76