This page contains a Flash digital edition of a book.
36 EN PORTADA / VBD


“La mejor manera de controlar las TBD es prevenir las picaduras de los artrópodos”


Rhipicephalus sanguineus es el vector biológico de Cercopithifilaria, un género de filarias dérmicas descubierto recientemente que actualmente está siendo estudiado por el equipo del doctor Domenico Otranto.


Actualmente, las principales enferme-


dades caninas de transmisión vectorial a las que los veterinarios tienen que enfrentarse son la leishmaniosis canina, las TBD (babesiosis canina, ehrlichiosis monocítica canina producida por Ehrli- chia canis, la anaplasmosis producida por Anaplasma platys), la dirofilariosis producida por Dirofilaria repens y D. im- mitis, y las infestaciones producidas por Acantocheilonema reconditum.


¿Se ha observado un comportamien-


to diferente de Rhipicephalus sangui- neus debido al incremento general de la temperatura? La garrapata marrón del perro (Rhi-


En portada VBD


DOMENICO OTRANTO


DVM, PhD, Dip. EVPC, FRES Catedrático de enfermedades parasitarias Dpto. de Sanidad Pública Veterinaria Facultad de Veterinaria, Univ. de Bari


¿Cuál es la situación actual de las en-


fermedades transmitidas por garrapa- tas en el área mediterránea? El área mediterránea cuenta con am-


plios escenarios biológicos y ecológicos para especies de garrapatas y vectores patógenos. De hecho, muchas TBD (tick borne diseases, enfermedades transmiti- das por garrapatas) causantes de patolo- gías son transmitidas por garrapatas en diferentes biotopos. Como resultado, las TBD se encuentran entre las infecciones caninas más importantes de todas las ob- servadas en la práctica clínica.


Las VBD (vector borne diseases o en- fermedades transmitidas por vectores) son una de las mayores preocupacio- nes de veterinarios y propietarios de mascotas. En este especial contamos con el testimonio del doctor Doméni- co Otranto sobre la situación de estas enfermedades en el área mediterránea. Además, veremos diversos trabajos sobre dirofilariosis, leishmaniosis felina, y enfermedades transmitidas por ga- rrapatas. 137


picephalus sanguineus) se adapta con facilidad a condiciones climáticas cam- biantes. Esto queda demostrado por su amplia distribución, casi cosmopolita. Se prevé que las altas temperaturas causen una expansión en la distribución de la garrapata hacia el norte de Europa, y también podría producirse un cambio en su preferencia de hospedador a otras especies distintas a la canina (mamíferos, aves, animales salvajes e incluso seres humanos).


Recientemente se han encontrado en


Italia perros infectados por Cercopithi- filaria. ¿Qué debemos saber acerca de esta filaria? Cercopithifilaria sp. es un gusano fi-


larioride cuyas microfilarias se localizan en la dermis. Por esta razón, es poco fre- cuente su diagnóstico en la práctica vete- rinaria diaria. Sin embargo, hay eviden- cias científicas recientes que indican que


“Se prevé que las altas temperaturas causen una expansión


en la distribución de R. sanguineus hacia el norte de Europa, y también podría producirse un cambio en su preferencia de hospedador”.


¿Cuáles son los principales vectores


y las enfermedades transmitidas en di- cha área? Las garrapatas, los mosquitos, las pul-


gas y los flebotomos son comunes en el área mediterránea y tienen diferente es- tacionalidad dependiendo de su biología y su ecología. Por ejemplo, en el sur de Europa se espera encontrar muchas es- pecies de garrapatas en los perros duran- te todo el año, mientras que la actividad de los flebotomos generalmente se limita a los meses más cálidos (de junio a octu- bre). Esto implica que los perros estén en riesgo de infección por Leishmania in- fantum durante el verano, y por muchos patógenos transmitidos por las garrapatas durante todo el año.


esta filaria está ampliamente distribuida por toda Europa, incluyendo España. Esta especie de filaria es transmitida por R. sanguineus, que es su vector biológico.


¿Cómo deben actuar los veterinarios


para mejorar el control de las TBD? En primer lugar, el control de las en-


fermedades transmitidas por garrapatas requiere que los veterinarios dispongan de suficientes conocimientos sobre el ci- clo biológico de los parásitos, así como de la epidemiología y patogénesis de las TBD. Este conocimiento no debería li- mitarse a los patógenos regionales, sino también a aquellos que podrían ser in- troducidos desde otros lugares. Un co- nocimiento básico de las TBD es muy


útil para conseguir un diagnóstico co- rrecto y así instaurar el tratamiento ade- cuado. Por supuesto, la mejor manera de controlar las TBD consiste en prevenir las picaduras de los artrópodos y tratar a los animales con antiparasitarios eficaces frente a pulgas, garrapatas, flebotomos y mosquitos.


¿Qué pueden hacer los propietarios


para reducir las posibilidades de infec- ción de sus mascotas? Todos los animales están en riesgo de


sufrir la picadura de artrópodos y la in- fección por patógenos transmitidos por éstos. No es fácil protegerlos, pero en el mercado hay un variado número de antiparasitarios disponibles en diferentes asociaciones y formulaciones (pipetas, collares, comprimidos, etc.).


“Hay evidencias científicas recientes que indican que Cercopithifilaria está


ampliamente distribuida por toda Europa, incluyendo España. Esta especie de filaria es transmitida por R. sanguineus”.


¿Qué se sabe actualmente sobre la


coinfección entre las TBD y Leishmania? En las zonas endémicas, la coinfección


con Leishmania infantum y las TBD suce- de con frecuencia. Esto puede representar un reto mayor para los veterinarios debido a que los animales con varias infecciones pueden presentar síntomas clínicos ocul- tos (ligeramente diferentes de los obser- vados en animales infectados por un solo patógeno) o superpuestos.


Actualmente, ¿en qué se centra su


investigación? Nuestro equipo está investigando los


efectos patológicos del género de re- ciente descubrimiento Cercopithifilaria sp. a nivel dérmico. Además, estamos trabajando en una serie de agentes pató- genos poco conocidos por la comunidad científica (por ejemplo, Onchocerca lupi que parasita los ojos de los perros). Por supuesto, nuestro objetivo principal si- gue siendo el estudio de varios aspectos de las enfermedades transmitidas por los artrópodos a los perros y su impacto zo- onótico sobre la salud pública. o


Sheila Riera Argos - argos@grupoasis.com Imagen cedida por Domenico Otranto


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76