This page contains a Flash digital edition of a book.
12 ACTUALIDAD PROFESIONAL Diplomatura del European College of Veterinary Pathologists (ECVP)


Una vía europea de especialización en Anatomía Patológica


Cada vez son más los veterinarios españoles que completan su formación con diplomaturas americanas o europeas. La Diplomatura en Anatomía Patológica Veterinaria del ECVP, cuyas características se detallan a continuación, es un ejemplo de ello.


Jorge Martínez Martínez LV, PhD, Dipl. ECVP Histología y Anatomía Patológica Facultad de Veterinaria, Edificio V Universitat Autònoma de Barcelona Imágenes cedidas por el autor


Es por todos recordado aquellos años


en los que uno estudiaba Veterinaria y sólo se ocupaba de estudiar y aprender, además de pasarlo lo mejor posible en los periodos fuera del calendario de exáme- nes. Seguramente, también recordaremos aquellas prácticas de Anatomía Patológica en las que uno se enfundaba el mono y las botas y, cuchillo en mano (con mayor o menor gusto), se disponía a hacer la ne- cropsia de cualquier tipo de animal que cayera en sus manos. Quizá tengamos que rebuscar un poco más en la memoria las prácticas de microscopio (no por me- nos divertidas, sino por menos impactan- tes), donde uno se esforzaba en identificar unas leishmanias en un maremágnum de


lógica Veterinaria con el fin de establecer los estándares de especialización en esta rama. El objetivo principal del ECVP fue la formación y acreditación mediante exa- men de aquellos patólogos veterinarios que quisieran optar por esta vía de espe- cialización. Así, se decidió que el examen del ECVP sería anual, en inglés y que es- taría redactado por un comité de 13 diplo- mados provenientes de diferentes países europeos y dedicados a diversos ámbitos de la Patología: universidad, industria far- macéutica, laboratorios de diagnóstico y centros de investigación. El temario del examen es público y exige un intenso co- nocimiento de varios textos y revistas in- ternacionales de referencia en el campo de la Anatomía Patológica. Los aspirantes que quieran presentarse al examen del ECVP deben reunir los siguientes requisitos: • Ser veterinario. • Haber completado al menos tres años


de formación bajo la supervisión de un di- plomado por el ECVP (o por el American College of Veterinary Pathologists, ACVP).


La obtención del título abre un extenso elenco de oportunidades laborales en empresas y laboratorios de todo el mundo.


macrófagos que habían infiltrado la trufa de un perro. Posteriormente, uno acababa la carrera y se dedicaba al ejercicio profe- sional de la producción animal, la clínica de pequeños y grandes animales, la sa- lud pública o la higiene y tecnología de los alimentos. Tan solo se acordaba de la anatomía patológica cuando el problema era tan serio que no había más remedio que enviar animales a la facultad para que aquellos profesores sabios dieran con el quid de la cuestión. Sin embargo, en las últimas décadas, el


avance de la medicina veterinaria ha con- vertido a la Anatomía Patológica (Patho- logy en inglés), más que en un teléfono rojo, en una herramienta de diagnóstico imprescindible para el desarrollo de la clínica de animales de compañía, la pro- ducción animal o la inspección veterinaria en matadero. De igual forma, el creciente empleo de modelos animales para experi- mentación ha creado una ingente deman- da de análisis patológicos por parte de la industria farmacéutica y de centros de in- vestigación biomédica. Esto ha hecho de la Anatomía Patológica una especialidad cada vez más demandada y valorada por la profesión veterinaria.


El examen del ECVP Debido a esta incesante demanda de


patólogos especializados, en 1995 se creó en Europa el European College of Veteri- nary Pathologists (ECVP). Esta asociación educacional sin ánimo de lucro creó la Diplomatura Europea en Anatomía Pato-


137 • Si el supervisor no es diplomado por


el ECVP o ACVP, el candidato tiene que acreditar una experiencia mínima de cin- co años en Anatomía Patológica y en uno de éstos haber estado bajo la tutela de un Dipl. ECVP/ACVP.


Contenido del examen


• Identificación de imágenes macroscópicas. • Descripción y diagnóstico de cortes histopatoló- gicos.


• Conocimientos de patología molecular. • Conocimientos patológicos específicos de las diferentes especies domésticas, exóti- cas y salvajes, aves de corral, ani- males de laboratorio, peces y toxi- copatología.


• Interpretación de supuestos prácti- cos derivados de casos de necrop- sia, experimentos biomoleculares y ensayos clínicos.


• Tener al menos dos publicaciones en


revistas internacionales de Anatomía Pato- lógica Veterinaria. Una vez reunidos estos requisitos, los


candidatos pueden presentarse al examen, que se realiza durante tres días seguidos y consta de cinco partes. De esta forma, los patólogos veterinarios que aprueban este examen obtienen el título de especialista europeo por esta institución y pasan a ser denominados Diplomado por el Colegio Europeo de Anatomía Patología Veterina- ria (Dipl. ECVP). La obtención de este tí- tulo abre al diplomado un extenso elenco de oportunidades laborales en empresas farmacéuticas, centros de investigación, la- boratorios de diagnóstico y universidades de Europa y del resto del mundo.


Las diplomaturas europeas y


americanas están consideradas como el grado más elevado


de especialización veterinaria en la mayoría de países.


Reconocimiento internacional El ECVP está supervisado por el Euro-


pean Board of Veterinary Specialization (EBVS), una organización semejante al American Board of Veterinary Specializa- tion (ABVS), cuya función es coordinar y supervisar los diferentes Colleges euro- peos de especialidad veterinaria. Actual- mente, el EBVS engloba 23 especialida- des, que abarcan las diferentes áreas de la clínica de pequeños y grandes anima- les, exóticos y animales de laboratorio; la producción animal; la salud pública; la parasitología; y la anatomía patológica. Para la armonización y reconocimiento de estos títulos en Europa y América, el EBVS está en contacto con la Federation of Veterinarians in Europe (FVE), la Eu- ropean Association of Establishments for Veterinary Education (EAEVE) y la ABVS. Así, las diplomaturas europeas y ameri- canas están consideradas como el mayor


grado de especialización veterinaria en la mayoría de países europeos, EE. UU., Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Su- dáfrica. En estos países, los diplomados europeos y americanos pueden trabajar como especialistas de reconocido presti- gio en sus respectivas disciplinas.


La situación en España Respecto a la situación de estas diplo-


maturas en nuestro país, cabe resaltar que son cada vez más los veterinarios españo- les que realizan residencias o que se diplo- man por los diferentes colleges europeos y americanos. La mayoría de nuestros compañeros se han formado en el ex- tranjero, donde han aprendido nuevos conocimientos y formas de entender la veterinaria. En España, la actualidad ve- terinaria pasa, entre otras cosas, por un proceso de reconocimiento y estandari- zación de la especialización debido a la existencia de un vacío legal al respec- to. De hecho, varias asociaciones pro- fesionales se están organizando con las diferentes instituciones colegiales para el establecimiento de una normativa que regule y promocione esta especia- lización. En este sentido, un grupo de aproximadamente 200 veterinarios espa- ñoles diplomados, o que están cursando residencias en España y en el extranjero, nos hemos puesto en contacto con el Consejo General de Colegios Veterina- rios de España para el reconocimiento oficial de nuestros títulos de especialista. Este reconocimiento redundaría en un gran beneficio para nuestra sociedad, no sólo desde un punto de vista de servicio al animal o al cliente, sino también con- llevaría un importantísimo componente formativo para nuestras futuras genera- ciones de veterinarios. Por todo ello, en estos tiempos difíciles en los que muchas voces abogan por el mérito y las ideas, este reconocimiento sería un gran paso y un incentivo para salir, por la vía de la formación y la innovación, de la profun- da crisis en la que estamos inmersos. o


Elena Schweitzer/shutterstock.com


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76