This page contains a Flash digital edition of a book.
56


FORMACIÓN CONTINUA


Criptorquidismo y hernia inguinal con encarcelación intestinal


El cierre de una hernia inguinal resulta complicado, sobre todo en casos antiguos, en los que las adherencias impiden establecer las relaciones anatómicas. Por este motivo, hay que tener clara la organización de esta región.


Monaldi, Alessandro; Sánchez Lucas, Agustín; Martínez Munera, Ana María; Franco Guerrero, Gloria Clínica Veterinaria PetsWorld Agradecimientos: Facultades de Veterinaria de Murcia y de Bolonia (Italia) Tel.: 965 720 830 sanmiguel@petsworldmarket.es Imágenes cedidas por los autores


Llega a consulta Bruno, un Shar-Pei ma-


cho de un año de edad, vacunado y despa- rasitado. Sus únicos antecedentes clínicos son de dermatofitosis. El animal está ac- tualmente en tratamiento con ketoconazol. Vive en una finca y últimamente el con- tacto con los dueños no es muy frecuente, está perdiendo peso y en los últimos 4 días presenta vómitos, anorexia y decaimento.


El tacto rectal refiere ausencia total de heces y presencia de moco espeso, lo que implica obstrucción intestinal.


Motivo de la consulta El animal llega a la clínica con un cuadro


de anorexia, apatía y vómitos; estos son de aparición aguda, evolución progresiva y de naturaleza gastroduodenal. El animal vomi- ta cualquier cosa que ingiere pocos minutos después de hacerlo. La dinámica es descrita por el cuidador como “a propulsión” (vómi- tos en proyectil). El animal ha adelgazado de manera evidente; no se refiere nada so- bre las características de las heces.


Examen físico El estado de delgadez del animal es


evidente y presenta actitud incómoda y falsa cifosis. La palpación testicular resulta


Figura 2. Ausencia de heces a la palpación rectal. Hay presencia sólo de moco (“signo del brazo”); hallazgo sugestivo de obstrucción intestinal total.


anómala: solo hay un testículo en la cavi- dad escrotal y al lado del hueso peniano, en el área de proyección del canal ingui- nal, destaca una masa de tamaño similar a una mandarina, adherida al tejido adya- cente y no dolorosa (figura 1). El estado de hidratación es bueno, las


mucosas están húmedas y ligeramente hi- perémicas, los ganglios presentan caracte- rísticas normales, la respiración es taquip- neica y superficial, la auscultación torácica y el pulso no demuestran anomalías y la temperatura es de 38,4 ºC. La palpación abdominal no refiere las


características de un abdomen agudo, aun- que el animal demuestre bastante molestia. Destacan sonidos de burbujeo tintineante y aumento de los borborigmos intestinales.


Figura 3. Radiografía en blanco. El tacto rectal refiere ausencia total de


heces y presencia de moco espeso que microscópicamente tiene las caracterís- ticas de fibrina. Clínicamente en semio- logía de grandes animales se habla de “signo del brazo positivo”. En cuanto a la exploración rectal, el dedo está limpio de heces y sólo húmedo de moco. El signi- ficado semiológico de estos resultados es obstrucción intestinal. La próstata se palpa de tamaño normal, si-


métrica, móvil y ausente de dolor (figura 2). Por la presentación sintomatológica el


aparato involucrado es el gastroentérico (vómitos incoercibles, dolor abdominal, ausencia de heces), aunque hay que te- ner en cuenta la existencia de un posible testículo ectópico en el canal inguinal, sea como hallazgo casual aparte, o como po- sible contribuyente del cuadro. No se des- carta la presencia de hernia inguinal.


dorsocraneal evidente sobre el paquete del intestino delgado. En esta región las masas pueden deberse a vejiga, prósta- ta o uréteres, pero la densidad aire no contribuye a establecer un posible diag- nóstico. El patrón radiográfico sugiere entonces una posible obstrucción intesti- nal, sin evidencia de un cuerpo extraño y una masa pelviana de densidad aire. Razonando sobre su naturaleza hay que considerar en diagnóstico diferencial: gas libre en cavidad abdominal, gas a ni- vel de vejiga, asa intestinal dilatada, abs- ceso con presencia de microorganismos anaerobios. Se realiza una segunda radiografía insu-


flando aire en vejiga previa cateterización del animal (neumocistografia). Destaca en este caso la vejiga insulflada de aire y per- manece la otra masa de naturaleza indefi- nida (figura 4).


En la radiografía latero-lateral destaca una masa con densidad aire en el abdomen caudal que puede ser un asa intestinal dilatada.


Pruebas complementarias Las pruebas complementarias que se


llevan a cabo son radiografía y analítica sanguínea.


Radiología Como protocolo en casos de vómitos,


se realiza una radiografía latero-lateral de abdomen; esta refiere una imagen particu- lar y característica que no es de fácil inter- pretación. En primer lugar se considera la gran cantidad de gas a nivel de intestino delgado, sobre todo acumulado en la zona craneal de abdomen con sobreposición a la silueta gástrica (figura 3). Además, destaca una masa con den-


Figura 1. Masa inguinal izquierda. 137


sidad aire en el abdomen caudal, que ejerce un efecto de desplazamiento


Se descartan así diferentes posibilida-


des. La masa no es la vejiga; tampoco podría ser gas libre por diferentes moti- vos: se acumularía dorsalmente y se for- maría en caso de perforación intestinal (posibilidad no acompañada por fiebre o signos de peritonitis como abdomen agudo). La naturaleza presuntiva es de asa intestinal dilatada, destaca en su mar- gen caudal la silueta “copa de champag- ne”, imagen que suele formarse en casos de tránsito intestinal limitado como ocu- rre en la invaginación.


Análisis de sangre El perfil hematobioquímico no de-


muestra anomalías, no hay leucocitosis ni alteraciones eritrocitarias, los valores de GPT, creatinina y urea son fisiológicos,


t


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76