This page contains a Flash digital edition of a book.
5


coincidió con su colega Gustavo A. García en la importancia de controlar el ojo “sano”. El especialista argentino también impar-


tió una ponencia sobre el tratamiento qui- rúrgico de las úlceras y las perforaciones oculares. A este respecto, remarcó que la colagenolisis (de cuyo grado depende el estado de los bordes de la úlcera) y la vas- cularización son los fenómenos más impor- tantes que se deben considerar a la hora de tomar decisiones sobre la conveniencia o no de realizar una intervención quirúrgi- ca. En cuanto a las técnicas quirúrgicas, el ponente comentó que, en su opinión, el re- cubrimiento conjuntival funciona mejor que el recubrimiento con tercer párpado porque aporta vascularización y, por tanto, sustan- cias relacionadas con la defensa. “Se trata de una técnica excelente, fácil de realizar y que aporta unos muy buenos resultados en úlceras colagenolíticas”, comentó. Por su parte, Manuel Villagrasa, reputado oftalmó- logo que actuó como moderador en esta ponencia, discrepó a este respecto y afirmó que el recubrimiendo con el tercer párpado le ha dado muy buenos resultados. En lo referente a la transposición cor-


neoconjuntival, Herrera indicó que man- tiene la transparencia y es la técnica que más le gusta utilizar en casos de secuestro corneal. Con respecto a las membranas biológicas, el ponente comentó que: “Se puede utilizar pericardio, peritoneo o tú- nica vaginal, entre otros, pero yo recurro a la cápsula renal porque la obtengo con facilidad a partir de caballos de la Facultad y, bien conservada en glicerina, puede du- rar años. Me da muy buenos resultados”. Herrera recalcó que “pensar no es difícil” y que “no todas las úlceras son iguales, ni se deben manejar de la misma manera”.


Heath explicó que “la presencia de enfermedades recurrentes


suele ser de gran ayuda para el diagnóstico del estrés felino”.


Etología Sara Heath (BVSs DipECVBM-CA CCAB


MRCVS) indicó que los gatos pueden mos- trar estrés crónico mediante dos tipos de respuesta: pasiva (animales que disminu- yen su contacto social) y activa (gatos que incrementan su nivel de actividad y, por tanto, son más fáciles de identificar). “La presencia de enfermedades recurrentes suele ser de gran ayuda para el diagnósti- co del estrés felino: dermatológicas, cistitis idiopática, enfermedad renal, enfermeda- des infecciosas, obesidad, etc.”, indicó la especialista. Según su experiencia, algunos comportamientos que demuestran estrés son la disminución de la actividad, escon- derse (no necesariamente fuera de nuestra vista, quizá sólo desviando la mirada) y los síntomas activos de miedo o agresión. Por otro lado, la ponente comentó que


alimentar a varios gatos juntos va en contra de su naturaleza y, por tanto, esta costum- bre puede ser motivo de estrés. “Suele ser suficiente con colocar sus platos a un dis- tancia prudencial, incluso en habitaciones distintas”, recomendó Heath. Heath recalcó que los cinco recursos


ambientales más importantes para el gato, y que el propietario debe tener en cuenta desde el principio, son: comida, agua, lu- gares de descanso (a poder ser elevados), bandeja higiénica y facilidades para entrar y salir de casa (gateras). Por su parte, la doctora Debra Horwitz,


adjunta en la Universidad de Missouri, eli- gió tratar las enfermedades médicas que producen problemas de conducta de perros y gatos. “Ante cualquier problema médico se debe realizar un examen concienzudo,


137


pero no deberíamos dejar de preguntarnos ‘¿Por qué no?’ ante la posibilidad de que exista un origen etológico”. En la ronda de preguntas, una asistente quiso conocer la opinión de la ponente sobre la ley de perros peligrosos vigente en nuestro país. “Podría responder emocionalmente, pero considero que debo hacerlo desde un punto de vista científico. Lo cierto es que existen estudios que demuestran que cada raza tiene una serie de características emocionales y com- portamentales, además de las meramente físicas. Estas características se pueden ver ensalzadas, reducidas o incluso suprimidas en función de la actitud del dueño, y es muy importante ponerlo en su conocimiento”, respondió Heath. o


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76