This page contains a Flash digital edition of a book.
[


GLOSARIO DE TERMINOLOGÍA TUITERA PARA SOBREVIVIR EN ELECCIONES


GLOSARIO DE TERMINOLOGÍA TUITERA PARA SOBREVIVIR EN ELECCIONES


POR PAMELA LUNA


T,TL,TT, FF,DM, RT son letras que están por todos lados, se usan en todos los idio- mas y son códigos con los que se identifican las perso- nas a través de 500 millones de cuentas en el mundo. Y aunque no todas esas


cuentas estén activas, las que sí lo están, suman más de 230 millones de tweets o tuits al día que di- funden mensajes informativos, de interacción o de entretenimiento entre los usuarios. Así Twitter, es el instrumento de moda, en don-


de se da el intercambio de información que no sólo se disemina en la Red, sino que la trasciende y cons- tituye una fuente importante para otros medios tra- dicionales como la televisión, la radio y el periódico. Para muestra, se puede comprobar que no hay


día en que los noticieros o diarios no publiquen no- tas relacionadas con lo que se escribió en esa red social y que además lo conviertan en temas de por- tada. Así, aunque la penetración de Twitter no está generalizada entre la población, quienes no tienen acceso a ella pueden enterarse de lo que ahí sucede, como consecuencia, su influencia es mayor.


#LOSPOLÍTICOSLOQUIEREN Muchos buscan a los estrategas en redes sociales de Barack Obama que le ayudaron a obtener la presidencia o, por lo menos, buscan emular esos resultados en sus respectivos países. Sin embargo, las peculiaridades de cada región no permiten la utilización de las mismas fórmulas para sobresalir. Aunque sí han presentado avances, parece que


aún no queda claro cuáles son las mejores formas para integrar Twitter en las campañas y cómo ca- pitalizar el uso de esta herramienta en una ventaja para los candidatos. Los tuiteros en Latinoamérica tienen compor-


tamientos peculiares, los cuales nos enseñan que el rango o el número de seguidores de un político no de- termina su grado de influencia. Por ejemplo, de acuer-


do con el ranking de febrero de los www.los30tuite- ros.com, un alcalde colombiano, Gustavo Petro (@ petrogustavo) tuvo más influencia en la Red que el mismo presidente Juan Manuel Santos (@JuanMan- Santos). En México, por su parte, el periodista Joaquín López Dóriga (@lopezdoriga_) es más influyente que el presidente Felipe Calderón (@felipecalderon).


EL CASO MEXICANO Específicamente en México, las diferencias entre quienes sí tienen acceso a Internet y quienes no tienen son muy notorias. Por eso, las estrategias hechas en redes sociales afectarán a un segmento limitado de la población. Para empezar, cabe definir quiénes tienen ac-


ceso a Internet. Según el Instituto Nacional de Es- tadística, Geografía e Informática INEGI, en 2010 eran 32.8 millones, actualmente, ya alcanzan aproximadamente los 40 millones. Según un estudio realizado por Mente Digital,


en México existen 4 millones de cuentas en Twit- ter, de las cuales, alrededor de 2.8 millones per- manecen activas, es decir, muestran algún tipo de movimiento e interacción. De esa generalidad de usuarios, el 60 por ciento tiene entre 18 y 30 años; 95 por ciento habita en zonas urbanas; el 31.6 por ciento tiene estudios universitarios y el 49.3 por ciento es de nivel socioeconómico ABC+. Aunque sean relativamente pocos, este grupo


de usuarios están gran parte del día conectados en la Red y pueden funcionar como un mensajeros en- tre distintas áreas de influencia. Se convierten así en la combinación perfecta para difundir informa- ción, una población segmentada, cautiva y con una gran exposición a un medio específico. Sin embar- go, si se trata de política, los estrategas tienen una difícil labor: hablarle a una audiencia que está poco o nada interesada en este tema. Según el mismo estudio, a la mayoría de los


usuarios de Twitter simplemente no les importa la política. A tal grado que sólo el 16 por ciento de ellos afirman estar muy interesados en el tema.


Abril - Mayo 2012 65 55


[


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63