This page contains a Flash digital edition of a book.
[


LA POLÍTICA, BITE A BYTE


haber tenido lugar en Facebook, Linkedin, a través de DM’s en Twitter, mediante correos electrónicos e incluso a través de la aplicación telefónica Whats- app. Pero lo más importante de esta conversación es que las palabras de ambos interlocutores los hace libres. Libres como ciudadanos, libres como partes de una sociedad cada vez más globalizada y cada vez más accesible y flexible. Incluso, esta conversa- ción puede haber tenido lugar entre un ciudadano o ciudadana de a pie y un diputado o diputada a través de las diferentes herramientas de las llama- das Tecnologías de la Información. La innovación se abre camino entre las formas de comunicación. Sí. Pero el acercamiento a todo ello no sería posible si por parte de nosotros no existe aquello llamado disposición de aprendizaje, dinamismo ante lo es- tático, intención de cambio ante el dicho de… “si es que siempre se hizo así….”.


“LA TECNOLOGÍA NO SIRVE DE NADA SIN EDUCACIÓN


NI DESARROLLO CULTURAL Y EDUCATIVO PARA EL PAÍS.


SIRVE DE MERCADO PARA LAS MULTINACIONALES, PERO NO LE SIRVE A LA GENTE”


38 48 Los políticos, cada vez más, utilizan la in-


formática y se abren paso en este camino don- de no sólo están ellos en un hemiciclo. Utilizan smartphones y tienen la intención de aprender a utilizar aquellas aplicaciones más relacionadas con la comunicación, instalan ordenadores en sus puestos de trabajo cada vez más sofisticados (siempre que el presupuesto público lo permita), y los mas “onlainizados” ya tienen su Ipad bajo el brazo. Ahora bien, esto no significa que las TIC’s tengan éxito en la política. Para que esto ocurra tiene que existir la intención de aprender utili- zarlas para atender a quién más les afecta sus decisiones y, lo que ahora es si cabe más impor- tante, sus comportamientos. Tal y como dijo Manuel Castells, “La tecnología


no sirve de nada sin educación ni desarrollo cultu- ral y educativo para el país. Sirve de mercado para las multinacionales, pero no le sirve a la gente”. Al igual que los periodistas más vocaciones solicita- mos información para la gente, también hay que hacer tecnología para la gente. Se acabó aquello de “esto para unos pocos”. Las empresas, los expertos y los investigadores,


cada vez más, hacen nuevas propuestas de nuevas herramientas, nuevos espacios, nuevas platafor-


Mayo • Junio 2012


mas nuevas oportunidades no sólo de cara al ciuda- dano y no sólo de cara a los políticos, sino también para mejorar la Política. Sí, Política también con mayúsculas. Y de cara a desarrollar nuevos espa- cios de lo Público con la intención de mejorar. El camino que emprendió este matrimonio es


un camino hacia una apertura de puertas, hacia un cambio abierto, hacia una participación, hacia esa transparencia tan demandada. Cuidado con reírse de aquellos que dicen eso de… “yo quiero cambiar el mundo”.


BAJANDO AL INFRAMUNDO DE LA INFORMÁTICA Aquellos que dicen “quiero cambiar el mundo” desde el punto de vista informático lo hacen pensando en ese lenguaje de ceros y unos, bite a byte. Un lenguaje que pocos políticos entienden a la hora de emplear herramientas cuya parte más tecnológica descono- cen pero que, sin ella, todos estaríamos perdidos… Hablamos por hablar todos y cada uno de noso-


tros, pero en la sociedad existen distintas formas de interacción entre todos los grupos de interés que de- sean colaborar entre sí, como ocurre, por ejemplo, en el plan a seguir de estos grupos de cara a la estrategia de una campaña electoral. Todas estas formas de in- teracción se pueden clasificar en función del tiempo y del lugar cuándo y dónde se realice dicha interacción. Aquella que decía haber sido fusilada en otro


tiempo en la conversación que estaba mante- niendo con su interlocutor, podría estar utili- zando una herramienta denominada Groupware o CSCW (Computer-Supported Cooperative/Co- laborative Work). En la actualidad, este tipo de herramientas se utilizan para la resolución de problemas de comunicación en distintos ámbi- tos sociales o económicos y existen grupos de in- vestigación en Universidades españolas (un claro ejemplo es la UCLM) que continúan trabajando en el diseño y desarrollo de herramientas CSCW en el ámbito de la educación. ¿Sabemos lo que es la interacción sincrónica


distribuida? Probablemente estas palabras en su conjunto denoten cierta desconfianza cuando que- ramos buscar un significado claro. Sin embargo, sí conocemos lo que es Messenger, Skype y segura- mente el lector que tenga en sus manos este artí- culo haya utilizado el chat de Facebook. Todo esto son herramientas de comunicación sincrónica, herramientas telemáticas que permiten la comu- nicación en tiempo real entre distintas personas mediante diferentes formas de comunicación. Si recordamos el pasado 15M en España, un


movimiento que nació de ese sentimiento de har- tazgo, cansancio, angustia, descontento y, por qué no decirlo, también desesperación en esta época de crisis económica, lo recordamos porque un alto porcentaje lo siguió de cerca a través de la red de re-


[


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63