This page contains a Flash digital edition of a book.
[


INTELIGENCIA COMPETITIVA EN CAMPAÑAS ELECTORALES


D. SABER DE LAS NUEVAS TENDENCIAS Y NUEVOS DESARROLLOS TECNOLÓGICOS La inteligencia competitiva consiste en un sistema de minería de datos y de recolección de informa- ción oportuna, relevante y estratégica que permita tomar decisiones inteligentes para alcanzar los ob- jetivos organizacionales. A través de esta herramienta, es posible detec-


tar las nuevas tendencias, hallazgos, investigacio- nes científicas y nuevos desarrollos tecnológicos y dispositivos aplicables a las campañas electorales. De igual forma, se puede conocer los nuevos plan- teamientos estratégicos, experiencias de campa- ñas exitosas y movimientos tácticos que generaron resultados en otras latitudes. Es decir, se debe investigar sobre lo nuevo, lo nove-


doso y lo moderno en el arte de ganar elecciones tanto a nivel local, nacional e internacional, tratando de in- corporar dichos conocimientos y desarrollos tecnológi- cos para hacer más competitiva la campaña electoral.


“SI SABEMOS CON ANTICIPACIÓN CUÁLES


SON LAS “CARTAS FUERTES” DE LOS ADVERSARIOS,


22 20


ENTONCES TENDREMOS MÁS POSIBILIDADES DE PREVER LOS RIESGOS Y EVITAR


DAÑOS POR LOS ATAQUES DE LOS ADVERSARIOS”


E. CONOCER MEJOR A LOS ADVERSARIOS La inteligencia competitiva permite además, cono- cer mejor a los principales adversarios, saber sobre sus debilidades y fortalezas, sobre el origen de sus fortunas y sus relaciones; permite conocer sobre su pasado, su record en la función pública y sobre su nivel de vulnerabilidad, entre otras cosas. Al conocer a los adversarios, se posibilita afinar


el tino estratégico que permite impulsar acciones y movimientos tácticos para evitar que los opositores obtengan un mayor número de votos, ya sea maximi- zando sus errores o evidenciando sus debilidades. Al respecto, Sun Tzu decía “Conoce a tu enemigo y conó- cete a ti mismo y en cien batallas no correrás peligro alguno.” Más adelante en su libro seminal, El Arte de la Guerra, agrega “la mejor estrategia consiste en confrontar tus principales fortalezas en contra de las principales debilidades del adversario.”


Mayo • Junio 2012


F. MEJORAR LA CAPACIDAD DE RESPUESTA La inteligencia competitiva posibilita mejorar sus- tancialmente la capacidad de respuesta, ante los embates y embestidas que realizan los adversarios. Es decir, a través del uso de esta herramienta estra- tégica es posible desarticular los ataques y actuar oportunamente para evitar un “aumento de daños.” Toda campaña electoral competitiva implica un


frente de ataque y uno de defensa. La inteligencia competitiva ayuda también a articular una respuesta creativa e inteligente que sea parte de las estrategias no sólo de defensa, sino también de la ofensiva polí- tica. Al respecto, Sun Tzu decía, “la mejor estrategia consiste en atacar la estrategia del adversario.” Es de- cir, este principio de estrategia se orienta primero a conocer las estrategias de los adversarios, para luego demolérselas y así dejarlos desarmados e inofensivos.


G. IDENTIFICAR Y PREVER RIESGOS PRESENTES Y FUTUROS EN EL CONTEXTO ELECTORAL La inteligencia competitiva ayuda también a iden- tificar y prever riesgos propios de la contienda electoral. Si sabemos con anticipación cuáles son las “cartas fuertes” de los adversarios, si sabemos cómo las jugarán y si sabemos también sobre los tiempos y sus movimientos, entonces tendremos más posibilidades de prever los riesgos y evitar da- ños por los ataques de los adversarios. Al respecto, Sun Tzu decía: “Si eres capaz de ver lo


sutil y de darte cuenta de lo oculto, irrumpiendo an- tes del orden de batalla, la victoria así obtenida es una victoria fácil.” “Hacerte invencible significa conocerte a ti mismo; aguardar para descubrir la vulnerabilidad del adversario significa conocer a los demás.”


H. DISEÑAR E IMPLEMENTAR ESTRATEGIAS MÁS COMPETITIVAS La inteligencia competitiva ayuda, en suma, a di- señar e implementar estrategias electorales más competitivas que posibiliten el triunfo en la con- tienda, así como a mejorar el tino estratégico y la propia gestión de la estrategia.


[


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63