This page contains a Flash digital edition of a book.
[


LA POLÍTICA, BITE A BYTE LA POLÍTICA, BITE A BYTE El matrimonio del s. XXI entre la informática y la política


POR ÁNGELA PALOMA MARTíN FERNÁNDEz Y MIGUEL ÁNGEL BLANCO ESTRELLA


ueríamos empezar de otra manera, exponer de otra manera y presentar de otra manera. Pero un aconteci- miento de última hora nos ha hecho reflexionar sobre el comienzo de este artí- culo que no pretende otra cosa que poner de mani- fiesto un matrimonio que se viene dando desde hace


años casi sin papeles firmados con tinta y casi sin contrato previamente pactado. El matrimonio en- tre la informática y la política. El pasado 11 de abril se presentó el libro de Cé-


sar Calderón “Otro Gobierno”. Él es una de las vo- ces españolas que tratan la influencia de Internet y las TIC’S en el entorno de lo Público. Y Público con mayúsculas. Y su libro no es más que un “desta- pe” en este asunto de la lejanía ciudadana en un momento en el que más cercanos debían estar los políticos a la sociedad, más abiertos los Gobiernos, pero más abiertos los Parlamentos también. Y alu- dir a su prologuista es nuestra intención, Antonio Hernández-Rodicio, quién arranca así las prime- ras páginas de esta obra: “Una izquierda con tarea pero sin brújula. Gobiernos con responsabilidades y compromisos teóricos pero sin instrumentos ni voluntad. Periodistas que no hallan las respuestas correctas porque formulan las preguntas erróneas. Partidos que han parcelado un espacio ideológico pero que carecen de discurso. Poderes que se han quedado las escrituras de propiedad de los BOEs, las Leyes y los Decretos pero han tapiado las ven- tanas y no tienen a dónde asomarse. Desafíos sin soluciones. Retos sin resolver. Nuevos paradigmas


para problemas antiguos. Revoluciones en red y re- des voluntarias. Una legión de ciudadanos globales, formados, conscientes de sus derechos y exigentes que no tienen quién les escriba. Muchachas quin- ceemes licenciadas, remasterizadas y leídas com- poniendo su último escozo y regalando su primer beso a la espera de que Doisneau las retrate bajo el oso y el madroño del Sol que menos calienta”. Y entre tanto devenir de palabra, un sentimiento


negativo. Negativo en un momento en el que todo debería cambiar porque, quizás, la verdadera crisis no sea económica, sino de carencias de escucha. En un momento en el que decenas y decenas de herra- mientas están a nuestro alcance para ser más cerca- nos, para escucharnos más, para ser más eficaces y eficientes en nuestras respuestas… Todo parece caer- se porque todo parece actuar sin control ni conoci- miento. La política y la informática se unieron para un fin: unirse y no alejarse, responder y no apartar- se, conseguir y no competir, mejorar y no retrasar, proyectar y no evitar, comunicar y no ignorar. “- ¿Por qué piensas que soy de izquierdas?, dijo


ella. – Por el mismo motivo que tú piensas que soy de derechas; respondió él. – Si yo hubiese nacido en el siglo pasado, ya estaría fusilada; cerró ella la con- versación”. Este no es más que el diálogo entre dos personas que hablan en pleno siglo XXI. Puede ha- ber tenido lugar en la calle, en una taberna clandes- tina o en la sede de un partido político prohibido en la era del mayor oscurantismo español donde la comunicación se llevaba a cabo sin palabras a base de palos y encierros en prisiones. A día de hoy, esta conversación puede haber sido entre dos personas cualquiera en cualquier rincón del mundo. Y entre ambos diálogos puede haber cientos y cientos de kilómetros de distancia. Esta conversación puede


Mayo • Junio 2012 47 37


“LA POLÍTICA Y


LA INFORMÁTI- CA SE UNIERON PARA UN FIN: UNIRSE Y NO ALEJARSE,


RESPONDER Y


NO APARTARSE, CONSEGUIR Y NO COMPETIR, MEJORAR Y


NO RETRASAR, PROYECTAR Y NO EVITAR,


COMUNICAR Y NO IGNORAR”


[


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63