This page contains a Flash digital edition of a book.
[


CAMPAÑAS DE PRECISIÓN: NUEVOS MÉTODOS PARA VIEJAS TÉCNICAS


paña, para que puedan salir a comunicar con un discurso unificado y disciplinado. El tercer paso es generar un canal de comunica-


ción directo y efectivo con cada uno de los miembros del Cuerpo Político. El email sigue siendo el más efec- tivo, siempre y cuando todos los líderes los reciban en tiempo real. Otro buen método de contacto son los grupos de BBM (Blackberry Messenger) donde en tiempo real se pueden mandar mensajes sin costo y encriptadas a todos los que participen de esta red. El cuarto paso, el más obvio pero no el más


simple, es llenar este grupo de contenido de forma constante, para que estos tengan un mensaje unifi- cado, información de la campaña y sigan la estrate- gia diseñada por el equipo de campaña. Antes de pasar al próximo tema voy a hacer una


18 16


salvedad: quizás algunos de ustedes estén pensan- do que no sea conveniente andar publicando la es- trategia a tantas personas. Salvo excepciones estoy en profundo desacuerdo con la idea de mantener la estrategia de comunicación bajo siete llaves y que esté sólo disponible para algunos ¨elegidos¨. La estrategia general puede ser fácilmente deducida por el adversario a las pocas semanas de campaña, por lo que es mejor que sea efectiva a que sea se- creta. Por ejemplo, uno de los primeros eventos de campaña de Obama 2012 fue hacer una llamada en conferencia con todo aquel que deje su teléfono en la página web, donde el gerente de campaña y el mismo Obama explicaron durante quince minutos cuál iba a ser la estrategia de la campaña, qué seg- mentos iban a buscar y en qué estados. Si Obama puede hacerlo, entonces nosotros también.


BRIGADAS DE CALLE La presencia de la campaña, el gobierno o el parti- do en las calles es fundamental para cualquier con- tienda electoral o gestión de gobierno. Las Brigadas que hacen el trabajo de calle, que tocan puerta por puerta y tienen la posibilidad de tener un diálogo con los ciudadanos son críticos para cualquier es- trategia de comunicación bien entendida. En muchos países esta herramienta se utiliza y


en otros tantos casi nada, pero en todos caso, creo que aquí también sería útil revisar las mejores prácticas de su implementación para maximizar su eficiencia tanto a nivel de difusión del mensaje como de la mejor utilización de los recursos. Las Brigadas de Calle nos permiten tener pre-


sencia en los barrios, poder responder a las pre- guntas e inquietudes de los electores y hasta cons- truir una relación con ellos. Además de demostrar que la campaña o gobierno sale a conocer y pre- guntar sobre la vida, los problemas y las preocu- paciones de los ciudadanos. Pero el trabajo de las Brigadas no termina en


comunicar, ellos también serán los primeros en detectar focos de potenciales crisis en la opinión


Mayo • Junio 2012


pública antes inclusive que las encuestas, también serán los responsables de encontrar oportunidades de acciones de gobierno o de campaña que tengan alto impacto con algún segmento en particular y, por último, detectar a los liderazgos independientes con más influencia a quienes podemos acercarnos. Para resumir, las brigadas tienen dos objetivos: co- municar, y detectar potenciales crisis y oportunidades.


“LA ESTRATEGIA GENERAL PUEDE SER FÁCILMENTE DEDUCIDA POR EL


ADVERSARIO A LAS POCAS SEMANAS DE CAMPAÑA,


POR LO QUE ES MEJOR QUE SEA EFECTIVA A QUE SEA SECRETA”


BRIGADAS DE CALLE: METODOLOGÍA Similar al caso anterior, el primer paso para con- fección de unas Brigadas de Calle efectivas es contar con la gente adecuada. Si esto se utiliza en campañas, hay que tener cuidado con los volun- tarios porque muchas veces no son del todo con- sistentes y pueden renunciar en mitad de la con- tienda. Por eso en caso de que sean voluntarios, recomendamos que tengan experiencia probada y sean confiables. En la mayoría de los casos, ya sea en campaña


o en gobiernos, lo más efectivo es utilizar recursos que tengan experiencia en trabajo de calle y que en este momento estén en alguna oficina guber- namental o partidaria. Si esto no es posible, igual- mente es ideal que las brigadas reciban un incenti- vo económico por el trabajo realizado. En este caso también la capacitación es cla-


ve en el buen funcionamiento de este equipo. Los miembros de las brigadas deben no sólo conocer y entrenarse en la práctica de generar una relación con ciudadanos indecisos que muchas veces tienen opiniones muy críticas con nuestro candidato o go- bernante. También tienen que conocer con la mayor profundidad posible el plan de gobierno, los ya rea- lizados, la biografía del líder y los talking points que queremos que difundan. Es importante que estén en conocimiento de cuáles son los materiales con los que contarán para realizar su trabajo y cómo será el método de contacto cotidiano con ellos. El tercer paso es generar un mapa de prioridad


en los que las Brigadas deberán actuar para que el coordinador sepa con antelación donde pondrá a


[


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63