This page contains a Flash digital edition of a book.
Los Amarres Electorales hacia 2012Márketing Político


S


i bien el márketing incluye por sí mis- mo, disciplinas como la comunicación y la publicidad; la política, es un entra- mado de sociología, filosofía, antropo- logía, estudios culturales entre otros


campos, que nos hace pensar que el profesional del márketing político debe ser un individuo capaz de interactuar entre estos y otros conceptos. Al respecto, no se discrimina la labor de los mer- cadólogos del ámbito privado, pero evidentemente que los consultores del márketing político, han teni- do que rebasar el comportamiento comercial y lu- crativo, para comprender la dinámica política de los actores de la esfera pública. En efecto, la unión de dos campos disciplinarios


de naturaleza distinta (márketing como disciplina más pragmática y cuantitativa y la política como disciplina más cualitativa), ha ocasionado una emer- gencia del término hacia una concepción multidisci- plinaria tanto en la teoría como en la práctica. Si a esto, le sumamos la incorporación de las


nuevas tecnologías, la era global y una sociedad más participativa, entonces los conceptos de la compu- tación, las matemáticas, el diseño, las relaciones públicas e incluso las relaciones internacionales, jue- gan cada vez más un rol de suma importancia para el márketing político, que no dudamos que así como la teoría de juegos, la simulación matemática y el es- tudio de las relaciones de poder tienen un lugar en las contiendas electorales, el futuro nos proponga la utilización de la realidad virtual, el voto digital y las campañas globales. Sea cual sea el paradigma, toda campaña nece- sita de un proceso de planeación estratégica, en el caso de este artículo, con un enfoque de márketing político como herramienta que diseñe los elementos más importantes de una campaña electoral, esto es, la serie de pasos o actividades encaminadas a lograr el triunfo en un contienda política. Si bien se parte de este argumento lleno de sim-


plicidad, no es casual, pues las nuevas tendencias en el ámbito organizacional han propuesto al desorden como una característica ineludible de los procesos (la teoría del caos es un buen ejemplo de ello), una justificación que en algunas contiendas electorales es útil en el establecimiento de acciones de campaña concretas, en esencia cada quien hace lo que quiere. Evidentemente que el caos generalmente pro-


duce errores y estos a su vez se traducen en pifias políticas que al menos electoralmente cuesta mucho trabajo arreglar; como también pueden ocasionar golpes de suerte o afectaciones mínimas.


...el mundo de hoy como en casi todos los casos trata de quitar al máximo la incertidumbre, se trata de ser más eficientes, más competitivos, más inteligentes que la competencia, personalmente cuando se habla de política este es el elemento que más domina, no como una característica valorativa sino un elemento que es parte de la realidad


Cualquiera que sea el caso, el mundo de hoy


como en casi todos los casos trata de quitar al máxi- mo la incertidumbre, se trata de ser más eficientes, más competitivos, más inteligentes que la compe- tencia, personalmente cuando se habla de política este es el elemento que más domina, no como una característica valorativa sino un elemento que es parte de la realidad, es por ello que en las siguientes líneas, se valora al máximo la planeación estratégica en las campañas políticas y de ahí se parte para seña- lar a este aspecto como un proceso ineludible.


1. Reflexiones sobre las campañas electorales. Antes de analizar el proceso de planeación estraté- gica en las contiendas políticas, es oportuno pre- guntarnos ¿qué son las campañas electorales? y al respecto puede mencionarse que las campañas electorales son la fase más intensa en la relación de comunicación entre las organizaciones partidistas y los ciudadanos, es por ello que se piensa que una buena campaña, casi siempre termina con el triunfo y consolida una buena relación con los ciudadanos. Otra pregunta importante es saber ¿si las cam-


pañas electorales sirven para algo?, aquí utilizaremos como argumento principal que las relaciones más mo- dernas de la sociedad incorporar a la democracia como


Abril 2011 Campaigns&Elections 35


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54