This page contains a Flash digital edition of a book.
no asegura un voto en la urna


... insisto en las palabras de Juan Carlos Gozzer: no vayamos a la búsqueda del amigo en Facebook, “aprendamos antes a participar, a generar contenido y conversar” (y añado), a saber relacionarse con el resto de canales online y seguir manteniendo la coherencia del relato político.


¿Y cuál es el objetivo? Si ambos candidatos tienen


el objetivo claro que quieren conseguir, ahora sólo hay que perseguirlo. Y así como el dinero no garantiza la felicidad, Facebook no garantiza el éxito. Pero sí es una herramienta que puede ayudar a conseguirlo, como el resto de plataformas conversacionales en internet. Ahora bien, no hay que confundirse: para cada


canal de comunicación online debe ir acompañada una estrategia puesto que en cada uno de ellos el pú- blico es diferente y las conversaciones también. Ello implica la creación de un relato político y que este re- lato sea estratégico para cada uno de los canales. El estar en Facebook implica emitir mensajes que llamen a la acción y por supuesto mensajes que sean vi- rales y que estén relacionados con el resto de canales de internet en los que hemos decidido estar: no olvidemos que el posicionamiento en internet es muy importante. Pero mensajes teniendo siempre en cuenta el público al que nos dirigimos: hay que conocer a la perfección a “su majestad el receptor”, al público objetivo al que van dirigidos nuestros mensajes. Internet es un “mundo vivo”, es hoy una conversación continua, no un monólo- go. Por tanto hay que hacer también al usuario partícipe de esa conversación. En las redes sociales, aunque pen- semos que somos lo que decimos de nosotros mismos, en realidad somos lo que los demás dicen de nosotros mismos. Somos lo que perciben que somos. Gozzer da a entender que, con el relato, tenemos la capacidad de infl uir: el relato debe infl uir, el rela- to debe generar simpatizantes y, cómo no, el relato debe movilizar. Y movilizar a aquel electorado que se puede movilizar porque no todo el electorado es igual, ni tiene las mismas opiniones ni se informa por los mismos canales de comunicación. ¿Y cómo saber qué electorado hay que movilizar?


Investigación, investigación e investigación. Obama lo intentó y lo consiguió. Entre Obama y McCain ganó el relato más estratégico, coherente y más creíble. Pero sobre todo, ganó el relato que logró transmitir y lle-


gar a la gente. Aún hoy se alardea de que el Presidente de los Estados Unidos invirtió muchísimo más dinero en comunicación offl ine, que en internet. Pero no hay que engañarse; ¿cuánto vale un anuncio publicitario en televisión o en prensa y abrir una página en Facebo- ok? ¿Y cuál es el impacto mediático de ambos canales? Aunque la televisión sigue siendo el medio estrella por excelencia, no se puede comparar con el impacto de internet y las redes sociales por su carácter conversacio- nal donde el relato puede ser construido por toda una comunidad en vez de por el propio candidato. La clave en esta comunicación no es pensar que el protagonis- ta es el político capaz de saber y hacerlo todo: la clave es el asesor, es el jefe de campaña, como lo fue el gran arquitecto de Obama, David Plouff e junto con Ben Self, una de las personas que idearon la estrategia online y quién aseguró que uno de los secretos de su estrategia era “transmitir pasión”. Porque eso es justo lo que se debe causar con el


relato: emoción. El sentimiento y las percepciones de las personas son muy importantes en esta batalla y de- bemos conocer cómo sienten, qué es lo que sienten, lo que piensan y cómo piensan. Y para ello hay que saber escuchar. Para comunicar y tener éxito hay que saber escuchar también a las personas a las que nos dirigimos. Es cierto que la escucha en Internet es un trabajo costoso en esfuerzo y tiempo, pero es vital para saber qué es lo que se debe comunicar, sin abandonar nuestra estrategia y nuestro relato, y cuándo debemos comunicarlo. De este modo podremos responder a las amenazas y aprovechar las oportunidades. Por último, insisto en las palabras de Juan Car-


los Gozzer: no vayamos a la búsqueda del amigo en Facebook, “aprendamos antes a participar, a generar contenido y conversar” (y añado), a saber relacionar- se con el resto de canales online y seguir mantenien- do la coherencia del relato político. Por cierto, Trinidad Jiménez tiene ahora 2.769 personas a las que “les gusta esto”, 11 más que al comienzo del artículo. Gómez ha aumentado en 71 más hasta alcanzar los 3.069. ¿Quién vencerá?


Octubre 2010 Campaigns&Elections 42


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62