This page contains a Flash digital edition of a book.
Combatiendo mitos con encuestas


Después de que los hispanos apoyaron a Hillary Clinton durante las primarias demócratas, muchos analistas predijeron que Obama tendría problemas para atraer el apoyo de los hispanos y algunos incluso argumentaron que los latinos se resistirían a apoyar a un candidato negro.


tas predijeron que Obama tendría problemas para atraer el apoyo de los hispanos y algunos incluso ar- gumentaron que los latinos se resistirían a apoyar a un candidato negro. Lo cierto es que muchos latinos apoyaron a Hi-


llary Clinton en las primarias debido a los recuerdos positivos que tenían de la administración de su espo- so y a la poca información que tenían sobre Obama, su experiencia y sus propuestas. Pero una vez supe- radas las primarias, los hispanos se inclinaron decisi- vamente hacia Obama dándole una ventaja de más de 35 puntos sobre McCain el día de la elección. Otro mito frecuente es que la clave para ganar el


voto latino es realizar publicidad en español. Pero la realidad es que menos de un cuarto de los votantes hispanos habla mayormente español en sus casas y menos de uno de cada diez latinos ven televisión principalmente en español. La publicidad en español es importante para llegar a un grupo de votantes his- panos, pero no es el medio más poderoso para llegar a la mayoría de los latinos.


Los hispanos aprecian el esfuerzo de los inmi-


grantes y el duro trabajo que hacen para lograr una mejor vida para ellos y para sus familias. Están más dispuestos que los no-hispanos a darle a los inmi- grantes ilegales que ya están en los Estados Unidos un camino hacia la ciudadanía y rechazan políticas migratorias basadas exclusivamente en medidas de control. Pero existe un punto de encuentro entre los votantes hispanos y no-hispanos. Ambos aprue- ban la idea de darle a los inmigrantes ilegales en los Estados Unidos un camino hacia la ciudadanía con condicionalidades tales como demostrar que no han cometido crímenes, pagar sus impuestos, aprender inglés e ir al fi nal de la fi la de ciudadanos enlistados para acceder a la ciudadanía. Los mitos sobre los hispanos continuaron vigen-


tes durante la campaña presidencial de 2008. Des- pués de que los hispanos apoyaron a Hillary Clinton durante las primarias demócratas, muchos analis-


Falta de información precisa Muchos de estos mitos son producto de la falta de información o simplemente de la mala información. Hay muchos factores que hacen que entender las opiniones de los hispanos sea más complejo que con otros grupos demográfi cos. Tanto su baja incidencia como su diversidad cultural y geográfi ca hacen que encuestar acertadamente a esta población sea más costoso y complejo. Y muchos de los atajos que se toman para llegar a este segmento de la población plantean problemas metodológicos importantes. También existen grandes diferencias dependien- do de qué población de hispanos estemos analizan- do. El universo de hispanos se achica a medida que lo reducimos de todos los latinos en Estados Unidos, a los inmigrantes latinos legales, los ciudadanos his- panos, los hispanos registrados para votar, o incluso los hispanos que más probablemente vayan a votar


Octubre 2010 Campaigns&Elections 16


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62