This page contains a Flash digital edition of a book.
Combatiendo mitos con encuestas


El país de origen de los votantes hispanos afecta sus preferencias políticas. Mientras que los hispanos de descendencia cubana tienden a apoyar a los republicanos, los hispanos de otros países de origen, como los mexicanos o puertorriqueños, tienden a apoyar a los demócratas.


el día de la elección. Dependiendo de cuál sea


nuestro tema de estudio, debemos determinar cuál es nuestra población objetivo. Por ejemplo, si nues- tro objetivo es predecir el comportamiento electoral de los latinos, debemos identifi car a aquellos que son ciudadanos estadounidenses mayores de 18 años, están registrados para votar y tienen la inten- ción de participar en las próximas elecciones. Por otro lado, los hispanos son un grupo heterogé- neo de personas y no podemos asumir que todos son iguales o mantienen las mismas opiniones. El país de


origen de los votantes hispanos afecta sus preferencias políticas. Mientras que los hispanos de descendencia cubana tienden a apoyar a los republicanos, los hispa- nos de otros países de origen, como los mexicanos o puertorriqueños, tienden a apoyar a los demócratas. El nivel de asimilación también afecta las opiniones de los hispanos. A medida que los hispanos se integran más a la sociedad, mejora su nivel socioeconómico, disminu- ye la población que habla principalmente español y sus preocupaciones se parecen más a las del resto de los estadounidenses que a las de los nuevos inmigrantes.


Atajos problemáticos Dadas las difi cultades de acceder a los votantes hispanos, los encuestadores muchas veces utilizan metodologías que afectan la representatividad de este grupo heterogéneo de votantes. Algunos de los problemas metodológicos más comunes son:


Lo ideal es encues- tar a los hispanos con entrevistadores completamente bi- lingües que pueden hacer la entrevista en inglés o español, dependiendo del idioma de preferen- cia del entrevistado.


Sin embargo, dada la difi cultad de tener un staff permanente de entrevistadores bilingües, las encuestas muchas veces son realizadas exclu- sivamente en inglés eliminando de la muestra a los latinos que hablan primeramente español o, en el mejor de los casos, se limitan a poner el número de teléfono de las personas que hablan español en una lista para que sean llamados más tarde por un encuestador que hable español. Esto claramente disminuye las probabilidades de que los latinos que hablan principalmente español estén incluidos en la muestra.


17 Campaigns&Elections Octubre 2010 2


Debido a que los hispanos tienen baja incidencia en la población, muchos encuestadores arman su muestra utilizando listas de votantes hispanos en vez de un sistema de discado aleatorio. Pero las listas tie- nen dos problemas fundamentales. En primer lugar, muchas veces iden- tifi can a los hispanos como tales de acuerdo a su apellido. Este proceso tiende a subrepresentar a los hispa- nos que no tienen un apellido latino, como por ejemplo, aquellos que han cambiado su apellido por uno.


Selección de idioma:


Diseño muestral:


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62