This page contains a Flash digital edition of a book.
cantante cubana. Luego se penduló entre dos residencias itinerantes: su aparta- mento del barrio Polanco en México DF y el de Bal Harbour en Miami Beach. Ese mismo año, antes de su partida de Cuba, sus admiradores habían extendido frente al cabaré Capri, donde Guillot participa- ba como estrella invitada de la produc- ción Serenata Mulata, una tela resuelta que decía: “Despedida de Olga Guillot”. La primera vez que se la escuchó en


su isla fue en el programa de radio La corte suprema del arte junto con su her- mana Ana Luisa cuando ambas confor- maban el dúo de “Las hermanitas Gui- llot”. En una ocasión, una peluquera le preguntó cómo podía hacerse cantan- te. “Hay que ser genética”, le confió. Su talento, al parecer, era genético como ella misma decía: su madre era soprano; su abuelo, tenor; su hermana, clásica y ella, contralto. Cuenta que los domingos era el día de la ópera y de la zarzuela en su casa. Había debutado como solista en 1945


en el Zombie Club de La Habana, por la época en la que en Cuba las únicas bole- ristas conocidas eran mexicanas y había figurado por temporadas en el Mont-


léala en www.revistasaladeespera.com


martre, en el Sans Souci y en el Tropi- cana. Para entonces, el pianista Facun- do Rivero, con el que había compartido escena en el cuarteto Siboney y quien la acompañaría un largo trecho de su reco- rrido artístico, había columbrado en ella los dones privilegiados de una solista. Un año después de su debut grabó Stormy weather en español y la Asociación de Crí- ticos la bautizó como “la cancionera más destacada de Cuba”. En 1954, hizo aquella famosa súplica “Miénteme” en Radio Pro- greso, con la Orquesta de los Hermanos Castro, éxito que le valió la venta de más de medio millón de copias sólo en la isla. Había iniciado su carrera como


jazzista cantando en inglés, pero dijo que pronto se sumergió en las noches haba- neras para reencontrarse con sus raíces, con el bolero cubanísimo, de cuya savia más africana, más caribeña fue irguién- dose el propio estilo. “Todo lo que soy se lo debo a Cuba”. En adelante, se consa- graría con 20 discos de oro, 10 de platino y uno de diamante con los que los aman- tes la hicieron repetirles “Tú me acos- tumbraste”, “La gloria eres tú”, “Adoro” y recordarles que “Se acabó”, realmente sin


Agosto 2010 | Edición Aniversario | | 61


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118  |  Page 119  |  Page 120  |  Page 121  |  Page 122  |  Page 123  |  Page 124  |  Page 125  |  Page 126  |  Page 127  |  Page 128  |  Page 129  |  Page 130  |  Page 131  |  Page 132  |  Page 133  |  Page 134  |  Page 135  |  Page 136  |  Page 137  |  Page 138  |  Page 139  |  Page 140  |  Page 141  |  Page 142  |  Page 143  |  Page 144  |  Page 145  |  Page 146  |  Page 147  |  Page 148  |  Page 149  |  Page 150  |  Page 151  |  Page 152  |  Page 153  |  Page 154  |  Page 155  |  Page 156  |  Page 157  |  Page 158  |  Page 159  |  Page 160  |  Page 161  |  Page 162  |  Page 163  |  Page 164  |  Page 165  |  Page 166  |  Page 167  |  Page 168  |  Page 169  |  Page 170  |  Page 171  |  Page 172  |  Page 173  |  Page 174  |  Page 175  |  Page 176  |  Page 177  |  Page 178  |  Page 179  |  Page 180
Produced with Yudu - www.yudu.com