This page contains a Flash digital edition of a book.
brújula digital rPantallas táctiles L 158 |


a evolución de la tecnolo- gía hacia chips más com- pactos y con mayor poder de cómputo parecía con-


ducir a la industria de la computación a dispositivos más pequeños, capaces de realizar la mayoría de las funciones de un PC de escritorio. Pero más que una reducción del tamaño de las pan- tallas, las tendencias apuntan a una diversificación y especialización de los dispositivos. Los denominados Tablet PC, con


más de diez años de presencia en el mercado, no lograron masificarse por una especie de crisis de identidad con- génita: se trataba de computadores portátiles muy poderosos, la mayoría de ellos con sistema operativo Win- dows, aunque resultaban muy pesados para manipularse como libreta y demasiado costosos para el valor agregado que ofrecían. La generación emergente de las tablets es un fenómeno recien-


te, impulsado claramente por la iPad de Apple –tres millones ven- didas en 80 días– y representa una fusión de los lectores digitales o e-readers con las netbooks, especialmente por la escogencia de las características que debe tener el producto final y por el estilo de interfaz o de interacción con el dispositivo. Un lector de libros electrónicos, como el eBook de Sony o


el Kindle de Amazon, es un dispositivo especializado. Nunca estuvo pensado como computador portátil y su mérito mayor, aparte de almacenar muchos libros, está en el despliegue del texto que permite una lectura más cómoda que la que podemos tener en computadores portátiles o celulares. Los netbooks, por otra parte, demostraron que era posible vender computadores con menos poder de cómputo, algo que


| Edición Aniversario | Agosto 2010


cedefinen mercado de


Froilán Fernández froilan@gmail.com twitter.com/froilan


omputadores portátiles


Tras tres millones de iPads vendidos en menos de tres meses y varias propuestas de tablets de los competidores de Apple, es muy posible que surja una nueva categoría de PC


iba en contra de la tendencia de que todo computador nuevo debía ser más poderoso que el anterior si se concen- traba en ciertas funciones básicas de navegación y productividad.


La muerte del ratón Lo primero que se desprende de


la interfaz del iPad es la ausencia de teclado físico y de ratón, pues los comandos son exclusivamente tác- tiles. Un teclado virtual más grande permite introducir texto más rápido y con menos posibilidades de error, aunque el teclado físico opcional es realmente necesario si se presenta una tarea intensiva de transcripción. En el caso del ratón, compañero


incansable del PC de escritorio con- vencional, las tablets parecen conde-


nar este apuntador a una muerte segura; es más rápido y natu- ral seleccionar y apuntar con los dedos que mediante un ratón. Hay que recordar también que las pantallas táctiles se están viendo con mayor frecuencia en el escritorio, donde el teclado tiene más chance de sobrevivir que el noble y obediente ratón.


Tablets al mayor En una reciente reunión anual que realiza Microsoft con


sus socios de negocios, compañías integradoras y desarrollado- ras de software del mundo, esa corporación dejó claro que las tablets tienen una alta prioridad en los productos programados para este año. Microsoft contará con Windows 7, un sistema operativo diseña-


do para trabajar bien con las netbooks que se acoplará sin problemas a una tablet con pantalla táctil y trabajará en conjunto con HP, Dell, Lenovo y otros fabricantes que ya han esbozado planes apegados al


www.revistasaladeespera.com


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118  |  Page 119  |  Page 120  |  Page 121  |  Page 122  |  Page 123  |  Page 124  |  Page 125  |  Page 126  |  Page 127  |  Page 128  |  Page 129  |  Page 130  |  Page 131  |  Page 132  |  Page 133  |  Page 134  |  Page 135  |  Page 136  |  Page 137  |  Page 138  |  Page 139  |  Page 140  |  Page 141  |  Page 142  |  Page 143  |  Page 144  |  Page 145  |  Page 146  |  Page 147  |  Page 148  |  Page 149  |  Page 150  |  Page 151  |  Page 152  |  Page 153  |  Page 154  |  Page 155  |  Page 156  |  Page 157  |  Page 158  |  Page 159  |  Page 160  |  Page 161  |  Page 162  |  Page 163  |  Page 164  |  Page 165  |  Page 166  |  Page 167  |  Page 168  |  Page 169  |  Page 170  |  Page 171  |  Page 172  |  Page 173  |  Page 174  |  Page 175  |  Page 176  |  Page 177  |  Page 178  |  Page 179  |  Page 180
Produced with Yudu - www.yudu.com