This page contains a Flash digital edition of a book.
tada en la Segunda Guerra mundial. Adrien Brody hace el papel de un pianis- ta judío, el mejor intérprete de Chopin de su época. El pianista, en medio de su fuga del asedio alemán, se escabulle en una casa vacía y toca el piano, cree él, en absoluta soledad. Un oficial nazi apare- ce, le pide que siga tocando y le salva la vida. Menos dado a las compensaciones románticas del cine, el personaje de Bor- ges decide matar al poeta David Jerusa- lem: “si lo destruí, fue para destruir mi piedad”. Y piedad pide Alex, el protagonista de


la película La naranja mecánica, de Stan- ley Kubrick, en medio del tortuoso pro- ceso de regeneración social al que se ha visto sometido para evitar ese castigo peor que la muerte, peor que la cárcel, que es la muerte cerebral. La rehabilita- ción consiste, como se recordará, en la proyección indefini- da de imágenes vio- lentas que funcionan como una terapia de choque: golpes, ase- sinatos, violaciones. Los mismos


actos


cometidos por Alex durante su vida cri- minal. El soundtrack de estas imágenes es la novena sinfo- nía de Beethoven y es cuando Alex reco- noce el sonido de aquella obra maes- tra (escucharla es la otra experiencia que más disfruta junto al sexo y la violencia), que se desespera y ruega con lágrimas en los ojos que dejen a Beethoven fuera del asunto, que Beethoven no tiene la culpa. La idea de que la música es el último


Ricardo Piglia


puente que conecta la piedad con la psi- copatía hace pensar que quizás Octavio Paz tenía razón cuando afirmaba que toda la experiencia humana, individual y colectiva, se reducía a una cuestión de ritmo. Los latidos del corazón, el rítmi- co funcionamiento orgánico del cuerpo, son la última esperanza para los seres sin alma de ser redimidos al concierto de la vida. En La ciudad ausente, de Ricardo


Piglia, se incluye un relato titulado “La Nena”, que cuenta la historia de una niña que a partir de los cinco años de edad


léala en www.revistasaladeespera.com


entra en un estado afásico. Esta condi- ción se revelará en el progresivo olvido de las palabras, de la noción de lengua- je y del instinto comunicativo. El padre, a través de la música, le proporcionará a su hija una especie de estructura imagi- naria, hecha de armonía y de tiempo, que sirva como una memoria momentánea: “El presente petrificado, la monstruosa y viscosa detención, la nada cronológica sólo puede ser alterada por la música. No es una experiencia, es la forma pura de la vida, no tiene contenido, no la puede asustar, decía su padre”. La música como una forma de sintaxis donde puede dete- nerse, por un momento, el pensamiento errático de “la nena”. Ya se trate de almas muertas o de


almas adormecidas, en estos relatos la música es una descarga eléctrica que res- tablece, así sea fugaz- mente, el impulso de vida. Sin embargo, es en el relato de Kafka “Josefina la cantora o El pueblo de los rato- nes” donde el poder de la música se per- cibe plenamente. El relato comienza así: “Nuestra cantora se llama Josefina. Quien no la ha oído, no conoce el poder del canto. No hay nadie a quien su canto no arrebate, prueba de su valor, ya que en general nuestra raza no aprecia la músi- ca”. La raza es la de los ratones, destina-


da únicamente al trabajo y la sobrevi- vencia, sin ninguna preocupación exis- tencial y sin posibilidades de lamentos. El ratón narrador del cuento destaca la sonriente astucia con que su pueblo suele consolarse de todo, “aun cuando alguna vez sintiéramos -lo que no ocurre nunca- la nostalgia de la felicidad que tal vez produce la música”. El canto de Josefina es un chillido no muy distinto de los que emiten los otros ratones, pero ella ejecu- ta ese acto cotidiano con solemnidad. Josefina les brinda la promesa de la músi- ca y por eso es la artista de su pueblo. Bien lo decía Borges: “esta inminencia


de una revelación, que no se produce, es, quizá, el hecho estético”. Borges, un ratón de biblioteca.


Agosto 2010 | Edición Aniversario | | 137


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107  |  Page 108  |  Page 109  |  Page 110  |  Page 111  |  Page 112  |  Page 113  |  Page 114  |  Page 115  |  Page 116  |  Page 117  |  Page 118  |  Page 119  |  Page 120  |  Page 121  |  Page 122  |  Page 123  |  Page 124  |  Page 125  |  Page 126  |  Page 127  |  Page 128  |  Page 129  |  Page 130  |  Page 131  |  Page 132  |  Page 133  |  Page 134  |  Page 135  |  Page 136  |  Page 137  |  Page 138  |  Page 139  |  Page 140  |  Page 141  |  Page 142  |  Page 143  |  Page 144  |  Page 145  |  Page 146  |  Page 147  |  Page 148  |  Page 149  |  Page 150  |  Page 151  |  Page 152  |  Page 153  |  Page 154  |  Page 155  |  Page 156  |  Page 157  |  Page 158  |  Page 159  |  Page 160  |  Page 161  |  Page 162  |  Page 163  |  Page 164  |  Page 165  |  Page 166  |  Page 167  |  Page 168  |  Page 169  |  Page 170  |  Page 171  |  Page 172  |  Page 173  |  Page 174  |  Page 175  |  Page 176  |  Page 177  |  Page 178  |  Page 179  |  Page 180
Produced with Yudu - www.yudu.com