This page contains a Flash digital edition of a book.
Nuestra(s) Democracia(s)


Con lo cual, o seguimos respondiendo desarticu-


ladamente a nuestros estados de ánimo o armoniza- mos nuestras acciones con ánimo de Estado, retribu- yéndole su lugar a la política como espacio público de formación de ciudadanos virtuosos y cerrando los défi cit del desarrollo democrático en la región, parti- cularmente en materia de desempeño económico. De forma que contemos con una riqueza (hete-


rodoxa y neo institucional) en los contenidos de las opciones electorales para que no sea única y/o exclu- sivamente el dinero, el factor determinante para ga- nar elecciones y medir a su vez, el éxito económico de nuestras generaciones; previendo la construcción de sociedades del conocimiento, sustentables y respe- tuosas de las libertades individuales y de la democra- cia exigible en los Estados constitucionales de dere- cho, en el marco de nuestra heterogeneidad regional.


Por ello nuestros políticos y sobre todo las propuestas de política pública deben explicitar sus alcances en términos de interacción multilateral e implementación de los acuerdos internacionales que están dispuestos a asumir


Democracia mediática vs. medios para la democracia En el capítulo sobre crisis de representación, el Infor- me destaca en cuanto a la modernización de los par- tidos políticos latinoamericanos, la importancia de contar con grupos de pensamiento permanente, que nutran sistemáticamente sus plataformas y progra- mas para convertirse en opción de gobierno y sean parte estratégica en la defi nición de los objetivos políticos y temas de campaña y su consecuente fór- mula publicitaria. No al revés.


Primero el programa Las conducciones altamente personalizadas de es- cenarios y procesos electorales, así como el nivel de estructuración programático de los partidos políti-


33 Campaigns&Elections Febrero 2011


cos en la región, registra -de acuerdo al avance de la publicación Latin American Party Systems, próximo a editarse por la Universidad de Cambridge y citado en el Informe-, niveles bajo/nulo (Brasil República Dominicana, Ecuador, Perú, Bolivia), intermedio bajo (Argentina, Costa Rica, México, Venezuela) o en el mejor de lo casos, intermedio (Uruguay, Chile); en contraste con los niveles moderadamente alto y alto, observados en partidos de Europa del Este (Hungría, Polonia y República Checa, respectivamente).


Inauguración del Foro de la Democracia Latinoamericana en Ciudad de Méxi- co • José Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de los Estados Americanos • Fecha: 11 de octubre, 2010 • Lugar: Ciudad de México • Fotos: OEA • Website OEA: http://www.oas.org


Economía & democracia Los procesos de armonización de los mecanismos de integración y desarrollo de las economías subregio- nales en América Latina y el Caribe, contextualizan el pensar global y actuar local de la toma de decisio- nes deseable para la interdependencia posible de las nuestras democracias en la región, que registra la más alta concentración de ingresos monetarios y con ello niveles de asimetría política y exclusión social. Por ello nuestros políticos y sobre todo las pro-


puestas de política pública deben explicitar sus al- cances en términos de interacción multilateral e im- plementación de los acuerdos internacionales que están dispuestos a asumir, tanto desde los gobiernos nacionales, como locales, en áreas sensibles como los equilibrios de los poderes económicos y políticos, sus instrumentos fi scales, metas de integración social, seguridad multidimensional y en general las capaci- dades reales para cumplir sus propios objetivos y los que en conjunto se acuerden en América Latina.


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55