This page contains a Flash digital edition of a book.
YES, WE CAN?


El Síndrome Obama Por: Edmundo Velázquez & Fotos: Tamara Bejar / Jorge Patiño & Ilustración: Raúl Mendoza


l candidato más popular de la historia reciente norteamericana llegó a la elección intermedia con menos de la mitad de opiniones favorables y su par- tido perdió dramáticamente escaños ante los Repu- blicanos. Tras el duro golpe, Barack Obama parece


haber aprendido la lección. De inmediato realizó cambios en su gabinete y ajustó lo que tanto éxito le dió en su campaña: la comunicación. Hoy, las cifras hablan de un repunte gracias a las declaraciones de su ex rival, Sarah Pallin, y su actuar mediá- tico en Arizona. Se trata sin duda, de un caso digno de estudio y un espejo en el que deben mirarse -para saber qué deben o no hacer- los gobernantes mexicanos, sobre todos aquellos que a fi nales de 2010 y principios de este 2011 sabrán lo que es go- bernar, y muy probablemente comprobarán que "la campaña es poesía... pero el gobierno es prosa".


Febrero 2011 Campaigns&Elections


28


ARTÍCULO COMPLETO EN NUESTRA VERSIÓN IMPRESA


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55