This page contains a Flash digital edition of a book.
La Planificación


Otro de los objetivos de estos actos sectoriales sería lograr presencia mediática a partir del tema concreto y de nuestras denuncias y propuestas a la ciudadanía. Para ello debemos huir de las rutinarias reuniones en torno a una rueda de prensa


con las organizaciones sociales que se ocupan secto- rialmente de problemas ciudadanos. Para ello es muy importante actualizar nuestra


base de datos de organizaciones, deben contener la información que necesitará el candidato antes de reunirse con ellas. Debemos organizar al menos un acto sectorial a la semana que nos permita abordar un problema ciudadano de manera monográfi ca e intensifi car nuestra relación con los colectivos impli- cados en cada materia. Es el momento también de invitarles a participar


en nuestro programa electoral a través de las pro- puestas e iniciativas que a partir de su conocimiento de la realidad quieran ofrecernos. También podemos invitar a personas expertas en la materia desde el ámbito académico o profesional que complementen así las perspectivas de las organizaciones sociales. Otro de los objetivos de estos actos sectoriales


sería lograr presencia mediática a partir del tema concreto y de nuestras denuncias y propuestas a la ciudadanía. Para ello debemos huir de las rutinarias


reuniones en torno a una rueda de prensa al uso e intentar escenifi car la problemática en cuestión ofre- ciendo algún marco para el acto que facilite el que éste se convierta en noticia. A veces, estos escenarios que permiten visualizar


mejor nuestra denuncia o propuesta pueden coinci- dir con la Zona de Intervención en la que estemos trabajando esa semana, lo cual reforzará aún más si cabe nuestra presencia y visibilidad en la zona. Puede que sea muy difícil hacer coincidir la Zona


de Intervención con el acto sectorial y con la dispo- nibilidad de asistencia de las organizaciones impli- cadas. En estos actos se priorizará en función de la presencia de los líderes de los colectivos sociales que estratégicamente puedan contribuir a la moviliza- ción de votantes propios y potenciales. Durante esta fase, los actos sectoriales se cen-


trarán también en el elemento de escucha, lo más importante es que perciban que somos permeables a sus demandas y que queremos conformar un pro- grama abierto a la participación de la ciudadanía en el mismo. La segunda fase es ya propositiva en la que dare-


mos a conocer nuestro programa electoral. Es el mo- mento de establecer compromisos concretos, tam- bién con las organizaciones y colectivos ciudadanos. Trataremos de incluir elementos que permitan visua- lizar nuestros compromisos en cada materia a través de distintos instrumentos como: - Firmas de programas con asociaciones - Manifi esto de apoyo de colectivos - Constitución de apoyo al candidato Sin duda todas estas cuestiones son a nivel orien-


tativo, basada en las experiencias de años en gestión de movilización del voto, por lo que hemos de tener siempre en cuenta que cada campaña electoral es distinta con unas condiciones muy particulares y con contextos diferentes.


Febrero 2011 Campaigns&Elections 26


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55