This page contains a Flash digital edition of a book.
Presentación A ritmo de Carnaval


Cuando esta revista llegue a manos de los lectores estaremos inmersos en el


Carnaval, si bien el día grande, el pasado Martes ya habrá pasado, pero durante toda la semana se seguirá celebrando en nuestro país y en numerosos lugares del mundo. En su origen se trataba de una celebración de origen religioso, previo a la Cuaresma, que como bien dicen todas la fuentes consultadas, recogía las tradi- ciones precristianas de las fiestas Bacanales y Saturnales de la Roma antigua. Con el tiempo se fue convirtiendo en una fiesta pagana que en muchos casos sirve de válvula de escape a nuestros problemas cotidianos, de manera que los disfraces cobran vida y a través de su reciente historia satirizan los acontecimientos políti- cos y sociales de cada país. Durante el siglo pasado y en el actual, ni la censura ni las presiones del poder religioso y político han sido capaces de sofocar el espíritu critico de las personas que celebran el carnaval. Es evidente que existen varios tipos de carnaval, a nivel mundial siempre he- mos oído hablar de Venecia y Rio de Janeiro; cuando hablamos de los Carnavales de España, es imprescindible mencionar a los que se celebran en Santa Cruz de Tenerife, estos más bien inspirados en los de Rio de Janeiro, quizás porque es un reflejo del carácter de puente entre América y Europa que las Canarias tienen. Los de Cádiz tienen más que ver con lo apuntado al principio, un Carnaval rebelde, espontáneo y lleno de alegría. Al igual que en toda España, en Cádiz se vivió un periodo de secretismo ya que el Carnaval estuvo prohibido por el franquismo. Con la llegada de la democracia a nuestro país, en febrero de 1977 se celebra- ron los primeros carnavales en libertad, no solo en Cádiz, no solo en Andalucía, en toda España. Hoy son famosos los Carnavales de Navarra, Os Peliqueiros en Laza, en la zona sur de Galicia, Las Botargas que protagonizan el Carnaval en el pueblo manchego Almiruete, el Carnaval del Toro en la ciudad salamantina de Ciudad Rodrigo, el de Tarragona, el Carnaval de Águilas en Murcia y así en cientos y cientos de ciudades de la Península Ibérica. Y como es obvio, la revista Luz y Tinta se hace en Asturias con vocación internacional, y aquí, también existe una gran tradición carnavalesca que tanto durante su prohibición como en la actualidad, según pasan los años el afán satírico gana en colorido, son muy recomendables los de Avilés, Gijón y Oviedo, si bien es fácil encontrarse con agradables sorpresas en cualquier pueblo o aldea del Principado, no en vano no es la primera vez que se escribe en Luz y Tinta sobre “Xornaes de Mazcaraes d´Inviernu Los Sidros y les Comedies”, que junto al Antroxu es la tradición carnavalesca astur por excelencia. Pero quedémonos con la parte colorida de esta fiesta pagana, pues se trata de la


fiesta de la fotografía y los fotógrafos; en pocas ocasiones del año hay oportunidad de hacer composiciones más coloridas y descabelladas, donde en el mismo cuadro pueden aparecer romanos con vaqueros o personajes de la Guerra de la Galaxias, Obispos con coristas, monjas con marcianos, toda una locura colectiva bajo los disfraces del Carnaval que no podemos dejar de inmortalizar. Como quiera que el próximo sábado día 13 se pone fin al Carnaval y espera-


mos que sean muchas las fotos que habréis tomado, a partir del Domingo día 14 y hasta el sábado día 20, celebraremos una vez más en Moldeando la luz la Semana Temática del Carnaval. El Domingo las 5 fotos de la semana serán las que mas “favoritos tengan” A todos un feliz carnaval… mientras en España se busca Presidente.


José Luis Cuendia, “Guendy” 3


Luz y Tinta


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84