This page contains a Flash digital edition of a book.
Comió hasta que le molestó el es-


tómago; cuando estaba terminando, apareció ella en el comedor, donde los huéspedes no se dicen “buen día”. Se sentó en la mesa, él se levantó


diciendo: voy a fumar un pucho. Te veo abajo. Llego el guía, subieron a la combi


y arrancaron. Eran unas tres horas de viaje. José estaba afligido, no quería escucharlos, no quería escuchar más a ella, la falsa Maya.


Pidió disculpas por abandonar- los en la charla diciendo voy a ver sí duermo un poco, se colocó los auricu- lares y eligió el disco “Crisis” de “Las Pastillas del Abuelo”, tema 11. El Pity Fernández rezaba: Habrá que encontrar un lugar para


esconderse, o habrá que entrometerse un poco


más. Habrá que desempolvar el disfraz


de valiente, y salir a tropezar...


Jamás durmió en esas horas de


camino. La música le acarició el alma. Era jueves, había feria, una her-


mosa locura llegar al lugar y palpar lo que se vivía ahí. Llegaron, los vende- dores ambulantes acosaban a más no poder, José se relamía de placer con su cámara, veía fotos por todos lados y empezó a hacer clicks. José arrancó a hacer lo que tanto amaba, empezó a hacer fotografía.


JUANJO GALLARDO 23


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64