This page contains a Flash digital edition of a book.
Las años transcurridos se reflejan en las manos de las personas que asisten aquí, desde prácticamente el primer día.


Los feligreses solían llevarse ramas del olivo cercano a las visiones, llegan- do a tal extremo que estuvieron a punto de matar el árbol. La dirección decidió poner vigilantes y además persuadirles con este letrero


El azul también está presente. En todas las miradas la tranquilidad de las mismas se es capaz de hacer olvidad las inquietudes que uno tiene antes de llegar al Monte Carmelo.


armelo Hoy en día, ya no son miles los


que asisten cada primer sábado de mes. Apenas hay trescientas perso- nas. Pero ellas siguen manteniendo la fe, quizás no tanto en el vidente pero si en la Virgen María. Miguel Ángel, falleció en el 2008,


debido a un alcoholismo que no supo manejar después de haber sufrido


Luz y Tinta - 27


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48