This page contains a Flash digital edition of a book.
Yo amo la mar


... Yo amo el mar porque contiene algo extraordinario difícil de describir, es algo maravilloso que no puede ex- plicarse con las leyes de la naturaleza, por eso cuando no encontramos respuestas se lo atribuimos a los dioses, lo amo también por su inmensidad, por todos los secretos que guarda, donde tantas veces he lanzado mis gritos y también mis palabras serenas, durante muchos años ha sido mi confesionario azul dorado de eternidad. Mis mejores sueños, mis mayores pesadillas, aromas que vuelven a mi memoria cuando estoy lejos de él. Se deja querer pero es celoso guardián de su cometido, con esas terribles mareas que se esconden no sé dónde y que vienen sin llamarlas. Podemos tocarlo, pero no atraparlo, eso es verdaderamente imposible. La única recompensa que tenemos quienes lo queremos, es el amar por amar, siendo conscientes de que ese amor te puede llegar a matar, o quien sabe, a lo mejor quiere corresponderte y te lleva con él a la eternidad de sus aguas. He navegado muchos años y sigue siendo tan misterioso como cuando de muy niño lo contemplaba desde la ventana de mi casa y me asustaban sus aullidos las noches que se cabreaba.


Antón 16 - Luz y Tinta


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48