This page contains a Flash digital edition of a book.
Muchas de las veces que un fo-


tógrafo quiere mostrar una foto per- sonalizada, mediante un montaje fotográfico, está en la duda de si se reirán de él o no, y le cuesta mucho trabajo dar ese paso. Esta duda le acompaña durante


todo el tratamiento; y cuando tiene acabado el trabajo, todavía le dura la interrogación y le cuesta horrores presentarla ante la vista de los demás.


No me extraña nada. Voy a contar algo que he visto en


la red, en una web de fotografía muy conocida, y lo que ocurrió cuando un fotógrafo puso una foto con marco, que recibió la siguiente crítica, tran- scrita tal cual: Buenas, ¡Osti tú, un marco con relieve tan real tan real que parece que se sale de la página web y con un marroncito superelegante y con su


firma y todo!! pienso: ¿no le vendría bien un filetito dorado, en relieve también, claro?, como el prota parece ser alguién relacionado con el altísi- mo (también lo digo por el ingenioso juego de palabras del título) y en los cuadros esos de santos y vírgenes y eso suelen poner marcos dorados, pues por eso lo digo ...


Saludos cordiales,


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52