This page contains a Flash digital edition of a book.
VIRGEN
A LOS
Por: Álvaro Sialer Cuevas
30

asialer@googlemail.com
Ilustración: Electrobudista
E
n un mundo superpoblado de sexo, Es evidente que lo difícil no es man-
si pretendes ser casto o mantenerte tener la virginidad, sino ejercer la castidad. Si
virgen es posible que te consideren un lo dudan, mírenme a mí: yo, que soy virgen,
loco u otras cosas que tampoco eres. no ando con la azucena en la mano como
«Are you gay?», me preguntó una linda lon- San José. Lo confieso: pienso en Dios casi
dinense de escote imposible, cuando de- tanto como en Monica Bellucci. Soy débil,
cliné su invitación a acompañarla al segundo inconstante. ¿Por qué, pues, a mis casi treinta
piso de la casa de un amigo que festejaba su años, me niego una vida sexual y porfío en
cumpleaños a todo volumen, en Lima. Tan una virginidad sin castidad? ¿Qué bien se
alta estaba la música que para entendernos esconde tras tanto sacrificio?
teníamos que gritarnos al oído. El vaso en la La virginidad sin la castidad pue-
mano, la mirada en el piso, mi oreja cerca de de tornarse insufrible. San Agustín, en
su boca, escuchando la única lengua que ella sus Confesiones, recordaba una oración
hablaba, lengua que luego recorrió mi mejilla de su adolescencia de ternura desgarra-
derecha, despacio. No diré que me quedé dora: «Dame la castidad y continencia,
inmóvil –no todos los días le lamen la mejilla pero no ahora». Rezar funciona: tras sus
a uno–, pero sí que guardé la compostura y caídas, Agustín descubrió su vocación de
le dije que no, que no podía acompañarla, y dedicarse a Dios exclusivamente. Otras
que tampoco era gay. personas descubren que lo suyo es hallar
¿Por qué la rechacé? «It’s compli- a una mujer que sea la mujer y formar una
cated», creo que le dije, justificándome. Pero familia con ella. Otros descubren que no
ahora sólo me queda revelar el secreto de la tienen vocación matrimonial ni menos
castidad. O al menos, de la mía. familiar, sino que quieren conseguirse
¿O debería decir más bien virgini- compañía mientras la vida persista. Otros
dad? Aclaremos. Ser virgen es no haber seguimos vivos, pero sin compañía y con
tenido sexo jamás. Ser casto es saber decidir ignorancia. Con pasmo. Enmudecidos por
cómo, cuándo, con quién y por qué tener habernos dado cuenta de que nuestras vi-
sexo. La castidad es una condición moral; la das nos fueron dadas sin que se nos con-
virginidad, una condición física. La castidad sultara, y de que con ellas también nos
es un ejercicio; la virginidad, la ausencia de dieron la muerte. Y entre ambos extremos
cierto ejercicio. La castidad es una virtud (nacer y morir) sólo están los actos de la
(la de la continencia); la virginidad, la igno- rutina.
rancia de otra virtud (la del arte erótico). La La Vida nos constituye, y nos impul-
virginidad es casi una casualidad, mientras sa a reproducirla. El sexo es su herramienta,
que la castidad es una práctica constante. el ardid del que se sirve para prolongarse
Castidad y virginidad no son condiciones en el tiempo, asegurando a los amantes que
que se impliquen por necesidad: un libertino, podrán escapar del tiempo, que se fusion-
por ejemplo, fue virgen justo hasta que inició arán en un solo ser. Pero es probable que
su carrera, mientras que si decide ponerle queden más solos cuando terminan. El sexo
fin puede empezar una vida de castidad. Así es la tragedia de los mortales de corazón
que es perfectamente posible ser casto sin insaciable. ¿Es la castidad el remedio para esto?
ser virgen, y ser virgen sin ser casto. No: no hay remedio para la muerte. Con todo,
cartelurbano.com
0
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68
Produced with Yudu - www.yudu.com