This page contains a Flash digital edition of a book.
Arriba, retrato de José


Ortega y


Gasset; a la derecha, Aranguren. Debajo, Pío Baroja.


como los mejores y más felices de su vida, después de sus aventuras de huidas, había llegado a un puerto donde podría rehacer su vida, recu- perar un sentido que se pareciera en algo a la seguridad soñada y nunca alcanzada. Tánger en aquel entonces, era una ciudad especie de paraíso para los refugiados de toda Europa. Ade- más de los de la guerra española, allí había judíos de toda la Europa central. Todo un mundo de humani- dad variopinta que por caminos muy diversos aterrizaron en ese Tánger amable y hospitalario. A partir de aquel momento se


fragua una gran amistad y relación con los redactores y periodistas de España en Tánger, y este volvió a ser el centro de su vida. Fernando Vera y su hija Mavi, con su marido Alfredo y Lolita, la hermana de Alfredo, a quie- nes trataba ya desde antes, junto con Miguel Núñez, volvió a tener una fa-


Luz y Tinta - 13


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52