This page contains a Flash digital edition of a book.
próxima se- sión revi- saremos cómo te ha ido. ¿Creo que ya la te- níamos fija- da verdad? - Sí. Efec- tivamente. En un par


de semanas más o menos. - ¿Qué te llevas de la sesión de hoy? - Más o menos lo que otras veces. Me he des- ahogado, me siento mucho mejor veo que las cosas van a cambiar si yo hago cosas diferen- tes y además me llevo deberes con nuevas al- ternativas. Me voy mucho mejor de lo que he venido.


- Pues te deseo mucho éxito con esta tarea.


Dicho esto Jaime se levantó con esa sonrisa cómplice al tiempo que invitaba a Nadia tam- bién a levantarse y dar por finalizada la sesión. Jaime por dentro se lamentaba de haberse pasado de la hora. Era una constante en su desempeño profesional, siempre quería utilizar más tiempo para que sus clientes se fueran con lo máximo posible y a veces esto provo- caba un retraso en cadena con el resto de las sesiones del día. La acompañó hasta la puer- ta y al tiempo que la abrazaba firmemente y con detenimiento, lo que con ella en especial le producía un cosquilleo que no experimentaba con otras personas, le preguntó: - Te quiero hacer una confidencia ajena a nuestro proceso. Aunque parece que a estas alturas ya no me voy a quedar calvo estoy un poco preocupado porque observo que se me cae el pelo más que nunca. ¿Me puedes hacer alguna recomendación de algún producto para evitarlo? - Pues tenemos varios, pero yo me quedo más tranquila si consultas un especialista. Uno de mis amigos y clientes, Albert Fiestas, tiene mu- cha experiencia en tratar estas situaciones.


30


Capítulos anteriores Prólogo


- ¿El de las peluquerías Fiestas? - El mismo. Se instaló en España hace seis años y ya ha montado una cadena con más de quince abiertas en este momento. ¿Te parece que le llame y quedamos un día a tomar café con él?


- Claro que sí muchas gracias - Espero tu llamada


A Jaime le resultó muy atractiva la idea de compartir con Nadia algo más que las sesio- nes de Coaching aunque era perfectamente consciente del riesgo que asumía al provocar esta situación, pero bueno hasta el momento no había nada de malo en ello. A Nadia le agradó la complicidad que le había demostrado Jaime. Volvió a darse cuenta de lo bien y segura que se sentía al estar cerca de su coach.


Nov-2011 Nº Productividad Personal


¿Qué sucedería si tu empresa cerrase las puertas a las seis en punto?


Deja de intentar y empieza a conseguir Desarrollo/Coaching ¿Y quién motiva al jefe? Selección


Profundizando en la Detección de TALENTO…


Outplacement


Grafología considerada como ¿Ciencia o Pseudociencia?


Coaching de Novela


“A partir de aquí, Dragones” Capítulo I


Capítulo I


2


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32