This page contains a Flash digital edition of a book.
ciertas habilidades que tengamos identifica- das como “limitaciones”, aunque en ciertas situaciones o contextos pudieran ser útiles (por ejemplo la habilidad para mantener nuestro punto de vista aunque esto en oca- siones nos etiquete de inflexibles o “cabe- zotas” y nos pueda causar problemas).


Normalmente las habilidades que tenemos pero que no nos gustan ( por ejem: enfa- darse, juzgar anticipadamente, tener miedo frente a determinadas situaciones, etc) no las solemos etiquetar como una “habilidad” aunque seamos muy competentes en ellas- hay gente que es capaz de enfadarse con una sola mirada- sin embargo su manera de funcionar es exactamente la misma que con las habilidades que juzgamos que tenemos como “buenas”.


Lo interesante es que a nada que exploremos, podremos encontrar contextos donde esa habilidad “desagradable” nos pueda ser útil para nuestros objetivos y propósitos, esto


exige una visión mucho más amplia y menos reduccionista a cerca de qué es una habilidad y una competencia y cómo funciona.


HABILIDADES Y COMPETENCIAS


SON LAS DOS


CARAS DE UNA MISMA MONEDA


Es interesante empezar a preguntarnos en qué situa- ciones y bajo qué condi- ciones aplicamos “compe- tentemente” una habilidad (qué es lo que ayuda en la capacitación o lo entorpe- ce) y no tanto preguntarnos


si tenemos tal o cual competencia.


una cuestión muy diferente es que no haya habilidades, algo que suele ser más infre- cuente) y que exigirá otro tipo de interven- ción de aprendizaje.


También es diferente entender habilidades como producto (o tengo o no tengo la habili- dad) que cómo proceso (cómo funciona, qué la activa, qué la entorpece, qué valoro en su realización, qué contexto la apoya, que mo- tivaciones utilizo etc.).


Me gustaría pedirle al lector que realice un simple ejercicio para empezar a sensibilizar- nos con este aspecto y poder crear experien- cia suficiente para entender esta diferencia:


A). Divide en dos partes un folio, o utiliza dos folios diferentes. una de ellos lo destina- remos a lo personal y el otro lo destinaremos al ámbito profesional.


B). Haz dos columnas o dos clasificaciones. En una columna identificaremos aquellas ha- bilidades que consideramos que tenemos y nos gustan y en la columna de al lado el nivel


16


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32