This page contains a Flash digital edition of a book.
[


problemas que se le plantean. Pero que la tengan, no que sólo digan que la tienen. Cientos de personas se marchan de España a


otros países buscando nuevas oportunidades. Per- sonas naturalmente vocacionales que creen que pueden tener algo que en su país no tienen: un tra- bajo y una nueva vida por la que ilusionarse y en la que creer. Estas mujeres buscan y buscan sin des- canso un trabajo con muchísima esperanza. Tradu- cen cartas de presentación para poder enviarlas a todos lo sitios que sean posibles. Y en esas cartas de presentación sólo encontraremos las descripciones de quiénes son ellas y qué saben hacer. Pero, sobre todo, en esas cartas encontraremos sueños y pala- bras cargadas de sentimientos. En esas cartas lee- remos la formación y el trabajo de toda una vida, el esfuerzo y el sudor. Pasan procesos de selección y entrevistas presenciales y no presenciales en un idioma que no es el suyo, en un país que no es el suyo y en ciudades que desconocen. Y lo hacen so- las. Y repito: solas. Luchan en contra de dos situa- ciones: la inmigración y el hecho de ser mujeres. Lo que ellas quieren no es otra cosa que el que su líder o la persona que las va a representar tenga la mis- ma iniciativa que ellas, las mismas ganas, la misma vocación, la misma pasión y, por supuesto, que lo haga con el mismo empeño.


CAN YOU… … create a different product with the same process? La respuesta es no. Así es como definió Einstein la locura, hacer siempre la misma cosa una y otra vez esperando conseguir resultados diferentes. Y eso es lo que perciben estas mujeres: que los dos grandes partidos políticos de nuestro país están haciendo una y otra vez la misma cosa con el objetivo de ob- tener resultados diferentes porque así lo necesita el pueblo español y, sobre todo, los cinco millones de parados. Por eso lo que ellas quieren es “otra cosa” porque esperan de su país “algo nuevo y diferente”. Ellas no quieren que los políticos “hagan cosas por el pueblo”, quieren que los políticos “hagan cosas con el pueblo”. Hay tres elementos que al relacionarlos forman


lo que llamé hace algo más de un año “el reloj de tres agujas”: esos tres elementos no son otros que un líder, el producto que representa y el contexto en el que se mueve. Ese líder está representado por una persona, candidato o candidata, con caracteres que lo hacen único, original e irrepetible; que re- presenta una marca padre, en este caso las de unas siglas, las del partido, que es más que una marca (hablamos de ideas y valores); y ese contexto, en política, no es otro que los ciudadanos que compo- nen este país, que el electorado, las personas en su conjunto para las cual uno o una gobierna. Cada acción, cada propuesta, cada idea que se propone debe estar perfectamente relacionada tomando


LO QUE QUIEREN LAS MUJERES


en cuenta los tres elementos, jugando con ellos al unísono. No se puede empezar nada, crear nada, proponer nada olvidándose de uno de ellos. Los tres elementos viven entre sí en completa armo- nía aunque en determinados momentos no vivan con la misma intensidad. A día de hoy uno de esos elementos grita con rebeldía pidiendo ayuda. Sólo es cuestión de tiempo y, sobre todo, de una buena estrategia para que el que el resto de elementos tra- bajen en de la misma forma y en el mismo engra- naje con el único objetivo de hacer mover las agujas de ese reloj en la misma dirección. “Si observamos la historia, todo han sido hom-


bres. A las mujeres nos colocaron en la cocina y ahora resulta que los mejores chefs que salen en la pren- sa y en las revistas también son hombres”. Al escu- charlas, podemos sentir que ellas tienen casi todas las respuestas para mejorar la situación económica española. Por eso no es de extrañar que propongan para el nuevo ministerio de Economía a una “ama de casa y madre de familia”, a quien consideran una persona práctica y capaz de administrar el dinero que entra en un hogar por escaso que éste sea.


23


25


Ángela Paloma Martín Fernández Periodista y Consultora Política Documentalista y Periodista por la Universidad Carlos III de Madrid. Master en Comunicación Política y Corporativa por la Universidad de Navarra y la George Washington University angela@angelapaloma.comwww.angelapaloma.com


Febrero 2012


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56