This page contains a Flash digital edition of a book.
munes—van de ser proinflamatorias, células rabiosas, a antiinflamatorias, células sanadoras que nos ayudan a recuperarnos más rápido de la infec- ción”.


Sentirse satisfecho. Los ataques


de hambre pueden descarrilar los mejores esfuerzos de comer mejor. Barnes aprendió que los líquidos, incluidos dos litros de agua al día, ayudan a mantener la sensación de satisfacción. En los meses más fríos, ella hace sopas que incorporan veg- etales de hoja verde, cebolla, ajo, chiles y hierbas.


Una manzana al día puede man- tener alejado al médico, pero también nos ayuda en otras maneras. “Las manzanas tienen un alto contenido de agua y están llenas de fibra, dos facto- res para dejarlo saciado”, dice Keren Gilbert, dietista certificada y funda- dora de Decision Nutrition, en Great Neck, Nueva York. “Para una merien- da cargada de sabrosa proteína, pon- ga mantequilla de almendra natural sobre las tajadas de manzana.” Acepte recompensas. El dejar espacio para un pequeño gustito, como un pedazo de chocolate fino, nos puede dejar con una sensación de satisfacción en lugar de llenura, dice Katherine Harvey, dietista certificada en Kansas City, Misuri. Darse un gustito dulce de vez


en cuando refuerza la percepción de que comer correctamente puede ser sencillo y agradable, dice Barnes. A ella le gusta, en los meses fríos, hornear manzanas endulzadas con Stevia y canela o cocinar peras en jugo de fruta y especias. Ella puede abrir una granada y poco a poco comerse los granos rojos o parar en un café y tomarse un café con leche baja en grasa.


La estrategia de alimentos natu- rales de Barnes la ha ayudado a man- tener el peso deseado por muchos años. “La pérdida de peso sostenible implica una alimentación sostenible”, dice ella, “encontrando alimentos sanos que podemos disfrutar el resto de nuestra vida”.


Judith Fertig es autora de libros de co- cina premiados y tiene su blog en Al- frescoFoodAndLifestyle.blogspot.com.


notasdesalud


La suplementación corta el riesgo de cáncer de colon D


esta segunda forma más común de cáncer.


En el estudio, las ratas fueron alimentadas con una dieta con un alto con- tenido de grasa (20 por ciento), por 32 semanas. Aquellas alimentadas con una dieta alta en grasa y baja en fibra, y también expuestas a un carcinógeno, desar- rollaron lesiones precancerosas en el colon. Los animales que se sometieron a una dieta similar y tratamiento, pero que también recibieron suplementos diarios de vitaminas y minerales, mostraron un 84 por ciento de reducción en la for- mación de lesiones precancerosas y no desarrollaron tumores.


Las bebidas atadas a problemas dentales A


e acuerdo con un estudio publicado en la revista Canadian Journal of Physiol- ogy and Pharmacology, una dieta mejorada con suplementos de minerales y multivita- minas puede disminuir de forma dramática el riesgo de desarrollar lesiones precan- cerosas de cáncer de colon. Alrededor de 150,00 hombres y mujeres en los Estados Unidos son diagnosticados cada año con


l remplazar los fluidos perdidos durante una rutina de ejercicio, considere cómo la selección de bebidas puede afectar la salud de sus dientes. Un estudio reciente publicado en General Dentistry, la revista de la Academia de Odontología General, encontró que un aumento en el consumo de bebidas deportivas y energéticas está causando daño irreversible a los dientes, en especial entre los adolescentes.


Según registrado, un 30 a 50 por ciento de los adolescentes estadounidenses toman bebidas energéticas y tanto como un 62 por ciento se toman al menos una bebida deportiva al día. “Los jóvenes consumen estas bebidas asumiendo que mejorarán su ejecutoria atlética al igual que sus niveles de energía, y que son ‘mejores’ que las bebidas gaseosas”, dice Poonam Jain, profesor y autor principal del estudio que sirve como director de odontología comunitaria y preventiva en la Escuela de Medicina Dental de la Universidad de Illinois del Sur. “La mayoría de estos pacientes se sorprenden al enterarse que las bebidas están bañando sus dientes con ácido.”


Al probar el efecto de los niveles de acidez en las muestras de esmalte dental humano inmerso en 13 bebidas deportivas y nueve bebidas energéticas, los investigadores encontraron que el daño al esmalte era evidente luego de solo cinco días de exposición. Por otro lado, las bebidas energéticas eran doblemente más dañinas que las bebidas deportivas. “Estas bebidas erosionan o adelgazan el esmalte del diente dejándolo más susceptible a caries y sensibilidad”, dice Jain.


Publisher@NAHudson.com 973-928-8884


natural awakenings May 2013 47


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48