This page contains a Flash digital edition of a book.
Espero que nos veamos más a menudo. Adiós Ésta, que bien podría ser una conversación informal entre dos ami- gas que se encuentran y celebran las buenas no- ticias de la contratación de una de ellas, es, por el contrario, un ejemplo de lenguaje tóxico, y de lo destructivo que pue- de resultar para nuestra autovaloración y, en defi- nitiva, para nuestro desa- rrollo y autoestima.


-Y eso, ¿por qué? Fue él quien se decidió por ti, ¿no?


- Sí, pero es que tú no sabes lo que es estar a la sombra de alguien como Alejandro. No sólo co- noce el negocio como nadie, es que además es hábil y diplomático con los clientes, y frío a la hora de tomar deci- siones. Ya me gustaría a mí ser como él, las em- presas se pelearían por darme trabajo.


- Bueno, supongo que él no nació sabiendo, ¿no crees? Seguro que tú llegarás dentro de algún tiempo a una posición


24 similar.


- ¡Huy! ¿Yo? No creo, yo no tengo su capacidad. - ¿Y eso cómo lo sabes?


- Porque sí, yo me conoz- co muy bien y sé hasta dónde puedo llegar. Me conformo con hacer bien mi trabajo, y subir poco a poco hasta don- de pueda. Ya veremos después.


- Ah, vaya, entiendo. Bueno, pues nada, Cris- tina, que me alegro de corazón y te deseo mu- cho éxito.


- Muchas gracias, Judith.


¿Y qué hace a esta con- versación tan dañina? Pues varios factores, conectados entre sí. Por ejemplo, el deslumbra- miento incondicional de Cristina por Alejandro, basado en que le admi- ra por lo que “es”, y no por lo que “hace” (“Es tan eficaz y resolutivo…”, “Es un crack…”, “Es há- bil y diplomático con los clientes…”, “Ya me gusta- ría a mí ser como él…”). Este tipo de reflexiones es un caldo de cultivo para bajar la autoestima, por- que resulta fácil caer en la tentación de pensar que “…él es fantástico pero yo no nací así, por lo que nunca llegaré a su altura…”.


Pero quiero poner el acento en la utilización sistemática de un len- guaje desempoderado


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34