This page contains a Flash digital edition of a book.
COMENTARIO


MEXICO


Presidenta de Codere México pone los puntos sobre las íes


En una nota publicada por El Economista de México, Beatrice Rangel, la presidenta de Codere México, pone los puntos sobre las íes acerca del sector del juego en México, donde llegó a México para presidir la filial local del Grupo Codere, en abril del 2011.


No nos alegra que la suprema ejecutiva de Codere en México confirme el análisis sobre el sector en este país que hemos venido haciendo por casi una década y que tiene su última secuencia en nuestra nota “Te Apuesto” del viernes pasado: http://www. casinocompendium.com/spanishnew/rcmMXjuego.html sino que confirma con la vehemencia del sufrido operador mexicano que es urgente el cambio de Ley del juego en este país.


El Economista cita a Rangel: “Siempre pensé que México iba a ser todo un reto, pero la realidad superó mis expectativas: todo parece funcionar para que los que cumplen la ley tengan más dificultades que los que se dedican a evadirla. En teoría mi trabajo está claro: hacer crecer a una empresa que es líder en un mercado que tiene un gran potencial de crecimiento. En la práctica, tengo que lidiar con situaciones absurdas: el gobierno federal va para un lado y los locales van por otro. Hacen lo que les da la gana”.


Así de simple. Sin pelos en la lengua, con el acento de directiva latinoamericana de alto renombre que ha lidiado con presiden- tes de gobierno y líderes corporativos, como lo dice su CV con trayecto en su Venezuela natal: Ex Secretaria de la Presidencia de Carlos Andrés Pérez y Jefa de Estrategia en el poderoso Grupo, que llegó a ser el mayor de Venezuela.


Rangel añade: “México ha ido muy lento en el desarrollo de la industria del juego. Parece que no ha entendido todo el poten- cial fiscal que representa. Nosotros tenemos entre 20 y 25% del mercado. Pagamos casi 70% de los impuestos. Es claro que algo no está funcio- nando. Recauda unos 400 millones de dólares anuales, podría obtener más del doble”.


Codere llegó a México en 1998. Es líder en núme- ro de salas, terminales de juego e ingresos; opera en nuestro país asociado con dos grupos, Caliente y CIE. En asociación con Caliente tiene 44 salas, de las que Codere posee


30 Casino Internacional Americano


67.3% del capital. Con CIE opera 52 salas y el Hipódromo de las Américas. En esta sociedad, Codere tiene 84.8% del capital. En el 2012 tuvo ingresos de 437 millones de euros, 26% de la utilidad global de Codere.


Con cierta frustración, que ha visto a más de un inversionista extranjero tirar la toalla en la industria del juego mexicano y volver a casa, Rangel dice: “Estamos creciendo, aunque poco, quisiéramos crecer más, pero no podemos competir con los ilegales, que a veces son informales y otras veces no tanto. En cada ciudad que visito, voy a mis salas de juego y a las de la competencia. Algunos de mis competidores tienen salas VIP donde ofrecen Póquer y Black Jack, aunque estos juegos están prohibidos”.


Como en toda industria, el sector del juego necesita reglas segu- ras y transparentes, lo cual no ocurre en México, por contar con un esperpento normativo legal donde se usa una Ley de los años de Jorge Negrete (1947) y un cuestionado reglamento del 2004.


Otra vez Rangel: “Requerimos certidumbre jurídica y una posición más clara en favor de las empresas legales. Las autoridades locales tienen el poder de tomar muchas decisiones y, con fre- cuencia, a ese nivel se favorece a empresas sin todos los requisi- tos. No estoy en contra de que el nivel local tenga atribuciones, en Argentina así es y funciona muy bien. El problema es que aquí no están alineados los incentivos. Hay ciudades donde se viven prácticas muy fuertes de corrupción y otros donde se trabaja impecablemente”.


Finalmente, Rangel establece el campo ideal para crear desar- rollo para el país con una industria del juego, donde el compro- miso político es esencial para ordenar el sector: “El primer reto está en sensibilizar a las autoridades y a la clase política para que vean las oportunidades de la industria del juego y no sólo los riesgos. En segundo orden, pero crucial, está desarrol- lar una identidad como industria, entender que a todos nos conviene actuar juntos para impulsar la legalidad. La industria del juego no tiene por qué asociarse a la corrupción. En Austria opera bien y es un finan- ciador de la educación. En Argentina, en Buenos Aires, es un contribuyente importante en el finan- ciamiento de centros de salud”.


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52