search.noResults

search.searching

dataCollection.invalidEmail
note.createNoteMessage

search.noResults

search.searching

orderForm.title

orderForm.productCode
orderForm.description
orderForm.quantity
orderForm.itemPrice
orderForm.price
orderForm.totalPrice
orderForm.deliveryDetails.billingAddress
orderForm.deliveryDetails.deliveryAddress
orderForm.noItems
Juego de Palabras


El aburrido jogo religioso


Ya empieza a sonar como argumento concertado, y por cierto, con la publicación sus sesgado informe titulado “Una apuesta aburrida”, en 2017, con aislados casos de desgracias personales por consecuencia abuso social, el periódico de la Iglesia Universal concluye porque un parroquiano perdió la fortuna ganada en la lotería con despilfarro extremo, que el juego conduce a la desgracia personal y familiar.


Pero no solamente los evangelistas brasileños acaban de sacar las garras para oponerse con trasnochados argumentos las vicisitudes del abuso del juego y la problemática que esto conlleva, mantiene


sino también, igual


argumento,


su contraparte religiosa católica, con


Conferencia Nacional dos Bispos do Brasil (CNBB), sobre la proyectada regulación del juego, que efectivamente ayudaría a la economía brasileña a mejorar unos puntos porcentuales del PBI.


declaraciones ras


declaraciones de de la la CNBB , sobre la


Los católicos opuestos al juego se jactan de recordar que el expresidente Gaspar Dutra prohibió los casinos en 1946 por quejas de su esposa quien tuvo el apoyo de la igo de la iglesia católicalica de 70 años.


or


y los sectores “moralistas” de hace más de 70 años. Es esa deformación del


los lobbies a los diputados de las bancadas evan el tiempo ma tienen su ar umento ntienen su argumento


religiosos amenazando con el caldero infernalernal angelistas y cristianasstanas


en el congreso brasileño, bajo la bandera de la religión re ular


para oponerse al proyecto de ley que regulará las apuestas deportivas en forma de lotería en Brasil.


Partidarios de la aprobación de casi os de ue rivella,


estado, generando por


alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, para permitir dos con casinos


la construcción de complejos integrados con casinos en Rio, que tendrían la capacidad de generar unos US$27.000 millones para la quebrada economía del tributación unos US$14.000


para Rio, ahora ven como un espejismo tal promesa por oposición de religiosos evangelistas y católicos.


y católicos.


Crivella, quien afronta a su propia familia y religión evangelista con el argumento que la industria de casinos generaría no solamente inversión y empleos, pero que además podría convertirse en un motor económico para regenerar el turismo en el país, que actualmente ha bajado obteniendo unos 6,7 millones de turistas extranjeros al año, muy por debajo de Argentina con 7,5 millones, e incluso menos que el solamente museo del Louvre en Paris.


amilia y que la


mente emás mico que do


ros na el


conoma del o tal promesa


nos de juego como el ara


ermitir ue los ue  nacional.


Por Ricki Chavez-Munoz


El encargado de la cartera de turismo de Río, Paulo Jobim Filho, sostiene que la industria del entretenimiento con casinos seria “lo único que es capaz de rescatar un estado que está casi en bancarrota, es el


tragamonedas”. Jobim explica que si el congreso regulase la actividad se generarían unos 300.000 empleos y se multiplicaría la capacidad turística.


Por su parte el presidente Bolsonaro, quien tiene la última  a sociedades desde EEUU a Singapur, gano las elecciones con el gran soporte de los políticos evangélicos, y tanto Crivella como el presidente son presas de las garras religiosas y su aburridísimo ronroneo de la perdición eterna como consecuenc a del jue


Crivella como el presidente son presas de las garras religiosas erdici


consecuencia del juego, sin dejar de perder un segundo para detenerse por ahí y jjugarse una apuestta a ubcua, popular e ilegal Jogo do Bicho, que mueve más millones que los que traerían los casinos a Brasil, yl, todo sin contribuir céntimcéntimo


n deja


ugarse una apuestita a ubicua, popular e le al Jo o do Bcho, es


traeran


todo sin contribuir un


al


   nacional.





la economía de ruido de las


26


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48