search.noResults

search.searching

dataCollection.invalidEmail
note.createNoteMessage

search.noResults

search.searching

orderForm.title

orderForm.productCode
orderForm.description
orderForm.quantity
orderForm.itemPrice
orderForm.price
orderForm.totalPrice
orderForm.deliveryDetails.billingAddress
orderForm.deliveryDetails.deliveryAddress
orderForm.noItems
Perú


 Los protocolos, como toda norma administrativa,


respetar los principios


tenían que legales de la actuación del Estado,


concretamente los de razonabilidad, proporcionalidad, no discriminación e igualdad ante la Ley, pero no fue así. Los protocolos para la denominada fase cuatro, que comprende a los clubes sociales, la pequeña y mediana minería, las actividades religiosas, la construcción, el sector de recreación y de juegos de azar (casinos, tragamonedas y apuestas deportivas), entre otros, no solo no se ha autorizado, sino que existiría una clara voluntad de evitar el reinicio de las actividades de estos giros, evitando que las empresas de esos sectores, puedan retomar sus legítimas actividades y con ello restituir a sus trabajadores su medio de subsistencia.


Son precisamente los protocolos, las herramientas que ha


autorizado y viene ejecutando el Estado, para regular el reinicio de las actividades, normas perversas que simplemente con no ser aprobadas, impiden el retorno de la fuente de subsistencia de los trabajadores de un determinado sector. Lo paradójico del asunto es que el Estado, cuya labor es proteger la integridad de la vida, destruye -sin brindar una alternativa- precisamente el único medio de subsistencia de la PEA de nuestro país, poniendo o aumentando el riesgo de los trabajadores y sus familiares a perder la vida por contagios pandémicos, derivados de la desnutrición y del deterioro de su propia salud física y mental.


Dicha estrategia de reanudación de actividades constaba de hasta 4 fases (a la fecha se llevan ya implementando las tres primeras). Se dispuso diversas medidas y normas legales destinadas           segmentar las actividades económicas en nuestro país, a su real saber y entender, bajo supuestos y análisis de tecnócratas que explicaban y basaban sus decisiones, en supuestas mediciones        para cada actividad. Así, ensayaron claramente improvisados (hoy lo sabemos ante el fracaso en el combate de la pandemia) un manual de control de la actividad económica al cual llamaron “Protocolos y fases de reinicio de la actividad”, que obedecían a la inspiración de algún tecnócrata, mas no de un conocedor de la actividad laboral y empresarial de nuestro país.


Tutela urgente


Hemos podido apreciar como el cierre de las actividades lamentablemente viene afectando en grado superior a la economía y trae como consecuencia el incremento del desempleo y de la pobreza en el país; y paralelamente el crecimiento de la actividad informal, sector en el cual es


inexistente, y la vulneración de las obligaciones


lamentablemente, la regla general. Se ha sostenido que volver


la prevención sanitaria legales,


implicaría un contagio masivo,


 implementados por cada uno de los establecimientos de la fase 4, y la irresponsabilidad de los trabajadores,


lo cual sino es para aplicarlos responsablemente, pues actividades resulta un


contrasentido en la estrategia de superación de la crisis sanitaria y económica. ¿Para qué se dictan protocolos sanitarios,


individual lo que se tutela es y la


vida de cada ser? Urge, en ese sentido, una tutela urgente, de


respecto del proceso de reinicio ordenado mediante Decreto


       ya se ha precisado, no hay fecha cierta para la implementación de la denominada fase 4 (fase          mayor cantidad de actividades generadoras de puestos masivos de trabajo), pese a los esfuerzos de los empleadores de estos sectores para garantizar la salud de los trabajadores con el correspondiente protocolo de seguridad y salud.


Es necesario comprender que el retorno al trabajo, no solo nos devolverá la integridad moral, física y económica como nación, sino que protegerá el valor supremo de la vida, al procurarnos legítima y responsablemente (lejos de cualquier desborde violento) el medio de subsistencia.


* Mario Vidal Olcese: Socio fundador de Vidal Cáceres Abogados. 29


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44