search.noResults

search.searching

dataCollection.invalidEmail
note.createNoteMessage

search.noResults

search.searching

orderForm.title

orderForm.productCode
orderForm.description
orderForm.quantity
orderForm.itemPrice
orderForm.price
orderForm.totalPrice
orderForm.deliveryDetails.billingAddress
orderForm.deliveryDetails.deliveryAddress
orderForm.noItems
Editorial


Un “decreto dignidad” contra el infantilismo empresarial


Se puede decir que ciertos operadores de juegos de azar no aprenden nunca, porque cuando se abre un mercado hacen lo imposible por estropearlo. Y no solo eso, sino que en su desmesurado afán de hacerse ricos en dos minutos se tiran a la opinión pública y política encima.


Ahora mismo en el Reino Unido, los operadores de las maquinas             apuestas de FIJAS, al estilo de las tragamonedas para juegos como la ruleta electrónica, van a ver desaparecer, porque lo que ha sido una gallina de los huevos de oro para ellos, por haberse dispuesto para que mucha gente haya destrozado dignidad y fortuna.


Las desgraciadas FOBTE, que han sido llamadas la “cocaína crack” del juego, por sus características adictivas, se han instalado por miles en todo el país en casa de apuestas de la calle y sin supervisión regulatoria alguna; y ante el clamor popular, el gobierno ha decidido bajar los límites de las apuestas en las máquinas de £200 por jugada máximo, a solo £2 máximo por jugada. ¡Bien hecho!


Ahora, los operadores de tales productos han echado el grito al cielo, pero allá no hay quien los oiga o les tenga simpatía alguna. Por años se les pedía que ejerzan algún control por el clamor popular de controlar el juego en tales máquinas, pero ellos, contentos con sangrar al respetable, no hicieron nada. Ahora se les viene la noche y muchos han de cerrar. La justicia tarda, pero llega.


Anteriormente, en EE. UU., donde el juego online estaba prohibido, se ofrecían apuestas por Internet desde el extranjero. Desde los inicios del juego online, allá por los 90 del siglo pasado, los operadores de tales apuestas se llenaron los bolsillos, muchos sin pagar los debidos impuestos, operando en países extranjero,


Por Ricki Chavez-Munoz


y riéndose de las autoridades en grosera afrenta al gobierno norteamericano, hasta que este, decidió implantar una ley prohibiendo tales ofertas ilegales de apuestas, y persiguiendo ante la justicia a operadores que cayeron en la delincuencia, y después encarcelando a varios.


A inicios de agosto, mientras el mundo europeo andaba de vacaciones, en Italia, el gobierno decretó la prohibición de la publicidad de los de azar y apuestas como parte de un acto en su llamado “Decreto Dignidad”, para “para luchar contra la ludopatía”.


No teniendo gran conocimiento del mercado de juegos italiano, podemos deducir que el freno que trata de imponer el gobierno a la proliferación del juego por Internet en el país sigue la percepción que se implanta en autoridades y el público, cuando la oferta de productos de juegos de azar excede estándares normales.


Por extender estándares de criterio en el Reino Unido, varias empresas de juego online han recibido cuantiosas multas después de tener la brillante idea de producir y transmitir comerciales de TV para sus productos de juegos de azar usando personajes de cuentos infantiles como la caperucita roja y el lobo feroz, entre otros. La idea, persuadieron las voces, era de indoctrinar a los niños a los juegos de azar.


La Ley Británica de Juegos de Azar de 1968, prohibía toda publicidad para los casinos que se autorizaron como parte de este acto legislativo, prohibiendo además el ingreso sin membresía, el servicio de alcohol, y el juego a crédito, entre otras normas protectoras de la sociedad vulnerable; y abusos de operadores de juegos de azar con decisiones infantiles como los comerciales de TV aludidos arriba no hacen sino generar mayor antipatía contra la industria, donde en su gran mayoría se actúa con responsabilidad social.


34


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48