search.noResults

search.searching

dataCollection.invalidEmail
note.createNoteMessage

search.noResults

search.searching

orderForm.title

orderForm.productCode
orderForm.description
orderForm.quantity
orderForm.itemPrice
orderForm.price
orderForm.totalPrice
orderForm.deliveryDetails.billingAddress
orderForm.deliveryDetails.deliveryAddress
orderForm.noItems
Brasil La ciencia y la religión


respaldan los juegos de azar Los cambios en Brasil van a venirse como alud después de torrentosas lluvias. No solamente, se ha aprobado la legislación para apuestas deportivas, que reportamos en la sección de juego online paginas adentro, sino también, las posiciones para legislar casinos de juego, como reportamos en nuestra editorial sobre Rio.


Pero nunca habíamos leído acerca de los comentarios sobre la posición de la iglesia católica con relación a los juegos de  lo hacen en el texto de la columna escrita para O Globo por Monseñor Catelan Ferreira y el profesor Pedro Trengrouse*, que reportamos en traducción a continuación.


Los juegos de azar fueron prohibidos en Brasil 1946 por decisión personal, a través de un Decreto Ley, emitido por el entonces presidente Eurico Gaspar Dutra. La razón principal habría sido           un ferviente católica, también conocido coma Doña Santinha.


para juegos han ayudado a iglesias, escuelas y universidades como Harvard, Yale, Princeton y Columbia. En Brasil, la Santa Casa de Rio Grande do Sul recibió fondos de loterías, y muchas obras importantes fueron construidas con dinero para apostar, como             Además, muchas iglesias, de diferentes religiones, en Brasil y en el mundo, organizan bingos, sorteos, y otros juegos regularmente para los propósitos más diversos.


“La paradoja es que la iglesia católica, a pesar de preocuparse por los posibles efectos nocivos, no es, y nunca ha sido, contra el 


Remontándose a la historia, los autores recuerdan que: “En  del sector del juego en el país. Sus ingresos anuales con apuestas superan los €3 mil millones. En Italia, los recursos del juego ayudaron a erigir la Basílica de San Pedro. En los Estados Unidos, los apoyos


De hecho, esta podría ser una gran salida. Aunque, según allegados a Crivella, aun se deben superar los obstáculos legales, porque los casinos fueron prohibidos en el país en abril 1946, y por lo tanto esa legislación prohibitiva gobierna hasta       en la práctica, se sabe casinos funcionan clandestinamente en todos los rincones de Brasil.


Marcelo Crivella


De todas formas, los cambios ya han empezado con la aprobación de la ley de apuestas deportivas, que hoy en día permite a que empresas se establezcan en países donde el juego está permitido y recibir apuestas de cualquier persona, incluyendo de los brasileños, y el Estado pierde por no contar con legislación y 


Se estima que, en su forma legalizada, los juegos de azar — loterías, hípica, apuestas deportivas, etc. — y el ilegal (jogo do bicho, máquinas tragamonedas, casinos) mueven alrededor de R $50 mil millones al año en Brasil, unos US$ 13,343 millones. El gasto per cápita los juegos de azar en Brasil es US$18,53. En Uruguay, es US $40 y en Portugal, llega hasta los US$228.


El Catecismo de la Iglesia Católica (Nº2.413) se ocupa claramente del tema: “Los juegos de azar en sí mismos no son contrarios a la justicia. Se vuelven moralmente inaceptables cuando privan a una persona de lo que les es necesario para satisfacer sus necesidades y las de otros. La pasión por el juego corre el riesgo de convertirse en una seria dependencia. Jugar con ventaja o hacer trampa en los juegos de azar es un asunto        sea tan pequeño que la víctima no pueda considerarlo razonablemente 


Fernando De Souza Flexa Ribeiro


Los argumentos religiosos contra los juegos de azar se concentran en sus efectos potencialmente dañinos. Por lo tanto, ¿no sería la mejor manera de controlar, mitigar y evitar estos posibles efectos    promover el juego responsable, el tratamiento de las personas vulnerables a la adicción, la protección de la integridad de los resultados, la economía de la gente y los apostantes?


En el mundo, se estima que entre 0,2% y 3% se encuentra el número de personas propensas a algún desorden relacionado con el juego. En Brasil, el movimiento anual de juegos regulados y no regulados supera los US$13,5 mil millones. De esto, 44% en bonos de capitalización; 30% en loterías federales; 0,7% en loterías estatales; 0,6% en apuestas hípicas; 8% en apuestas deportivas; 6% en jogo do bicho; 6% en casinos; y 4,7% en bingos. La omisión por las autoridades y la ausencia de una reglamentación adecuada abren la puerta a la proliferación de los juegos de azar ilegales, que arrasan al país, en manos del crimen organizado, y sitios de apuestas online fuera del país con efectos mucho más perjudiciales.


En la práctica, quien está en contra del juego legal está a favor del juego ilegal, y Brasil no puede continuar sin políticas públicas adecuadas para el desarrollo del sector de los juegos de azar con      que permita al juego responsable alcanzar todo su potencial de generar empleo e ingresos en el país, sin perder de vista las legítimas preocupaciones religiosas, que son principalmente humanas y sociales.


  





23


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48
Produced with Yudu - www.yudu.com