This page contains a Flash digital edition of a book.
Tribuna // ADMINISTRACIÓN PÚBLICA CORRESPONSABLES 28 75


“Podemos sentar las bases de una economía socialmente justa, con una corresponsabilidad desde las empresas, la sociedad civil y las instituciones”


Joana Ortega, vicepresidenta del Govern de Catalunya


Hoy, más que nunca, en nuestro día a día tenemos que trabajar con los principios humanistas, poniendo por delante toda la atención a las personas, los principios de justicia social, la ética y los valores. Es necesario que demos ejemplo tanto desde las instituciones como desde las entidades privadas en nuestra actividad. En nuestro país debemos avanzar en el campo de la Responsa- bilidad Social Empresarial. Ya hemos dado pasos en esta dirección. Así, el año 2000 la Generalitat empezó a incorporar cláusulas en la contratación pública y año tras año hemos ido incorporando los valores de la RSE.


Además, esta responsabilidad supone un elemento principal para la cohesión social en el ámbito laboral. Hemos avanzado significativamente, pero queda mucho trabajo por hacer. Estamos convencidos de que tenemos mucho que decir desde las instituciones con respecto a la RSE, también desde el punto de vista del liderazgo, para sentar las bases de futuro de nuestro país y hacer un país mejor del que hemos encontrado. Esta cláusula del contrato vital que tenemos entre las generaciones pa- sadas, presentes y futuras nos debe marcar en la toma de decisio- nes de nuestro día a día. Podemos poner las bases de una economía socialmente justa, con una corresponsabilidad desde las empresas, pero también des- de la sociedad civil y desde las instituciones. Una economía que, mas allà del individualismo imperante hoy día, debemos afrontar con la responsabilidad de nuestros actos. De ser responsables de nuestras palabras y, sobre todo, de nuestros actos. Debemos afrontar el individualismo social que nos rodea con una respuesta conjunta por parte de toda la sociedad. Hemos de traba- jar con los valores de la solidaridad, el sentido comun, el esfuerzo y el compromiso. Más allá de hablar, debemos actuar. En nuestro quehacer diario tenemos que aplicar estos principios y valores. Si todos y cada uno de nosotros lo hacemos, si superamos las brechas que nos separan como individuos, si abandonamos la isla


en la que a veces nos parece estar viviendo, sumaremos. Si suma- mos, nuestra fuerza será imparable, hoy y en el futuro. Hace unas semanas se publicaba una encuesta en el CIS donde se mostraba que la oleada de pesimismo presente en la sociedad catalana estaba unos 20 puntos por encima del resto del Estado. Incluso en temáticas de medio ambiente, las respuestas que se daban desde Cataluña estaban focalizadas en que la situación em- peorará.


El país no se lo puede permitir en unos momentos en los que hace falta que saquemos de dentro lo que somos y que nos ha he- cho grandes. Nuestro trabajo, nuestra capacidad. Debemos reani- mar el país. Hace falta que abandonemos este estado de negativis- mo permanente y nos sobrepongamos.


Decía un monje y escritor argentino, Mamerto Menapace, que “es cierto que no tenemos en nuestras manos las soluciones para todos los problemas del mundo, pero ante los problemas tenemos nuestras manos”.


Las iniciativas empresariales que trabajan en el campo de la Res- ponsabilidad Social Corporativa tienen mucho que decir en este cambio de chip que nos hace falta. Evidentemente que desde las instituciones también nos queda mucho trabajo y mucho camino por hacer. Pero aquí esta la llave de la que he hecho bandera duran- te todo este primer año de legislatura y que no pienso abandonar: corresponsabilidad. La Responsabilidad Social Empresarial tiene una gran perspec-


tiva de futuro y estoy segura que lo que hoy se siembra no tardara mucho en dar fruto.


Extracto del discurso de la vicepresidenta del Govern de Catalunya en el transcurso de la XXVIII Jornada Corresponsables celebrada el pasado 28 de febrero en Barcelona.


“Debemos trabajar con los valores de la solidaridad, el sentido comun, el esfuerzo y el compromiso”


Más información en www.corresponsables.com


Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40  |  Page 41  |  Page 42  |  Page 43  |  Page 44  |  Page 45  |  Page 46  |  Page 47  |  Page 48  |  Page 49  |  Page 50  |  Page 51  |  Page 52  |  Page 53  |  Page 54  |  Page 55  |  Page 56  |  Page 57  |  Page 58  |  Page 59  |  Page 60  |  Page 61  |  Page 62  |  Page 63  |  Page 64  |  Page 65  |  Page 66  |  Page 67  |  Page 68  |  Page 69  |  Page 70  |  Page 71  |  Page 72  |  Page 73  |  Page 74  |  Page 75  |  Page 76  |  Page 77  |  Page 78  |  Page 79  |  Page 80  |  Page 81  |  Page 82  |  Page 83  |  Page 84  |  Page 85  |  Page 86  |  Page 87  |  Page 88  |  Page 89  |  Page 90  |  Page 91  |  Page 92  |  Page 93  |  Page 94  |  Page 95  |  Page 96  |  Page 97  |  Page 98  |  Page 99  |  Page 100  |  Page 101  |  Page 102  |  Page 103  |  Page 104  |  Page 105  |  Page 106  |  Page 107